Seguidores

lunes, 30 de mayo de 2011

La proclama del bardo

                                                                       Imagen de Google



Manuscrito encontrado en el décimo planeta de La Estrella Negra en el mes nuevo del Año 3391.




La nave aterriza y la multitud  reunida contiene el aliento, una sombra de temor y expectación recorre los pensamientos de los que allí se aglomeran.
Las puertas de la embarcación espacial se abren y por ella desciende un extraño personaje. Apenas un metro de altura, piernas delgadas y cortas, enfundadas en unas calzas de un rojo intenso, y apoyada sobre ellas una inmensa cabeza verde llena de pelos del mismo color.
—Saludos habitantes de La Tierra, soy el Bardo Mayor, fiel súbdito de su Majestad “El Gran Banco”, vengo a comunicaros que tenéis un día para desalojar vuestro planeta, mi Señor precisa de él para construir el jardín de su nueva residencia de verano…
—Pero… pero… qué dice ese mamarracho… —grita alguien entre la multitud, todas las cabezas asienten con vigor.
—Repito, tenéis un solo día para abandonar vuestro planeta… o debido a las obras que se precisan para su reforma…
—¡Qué… qué demonios de heraldo eres tú…! — exclama otra voz anónima.
—Sólo un día para abandonar vuestro planeta, o aceptar la extinción, nada más tengo que decir. —exclama el Bardo, el tono de su voz ha sonado implacable.
Un murmullo de estupor recorre a la multitud, el desconcierto es general, nadie se mueve, tensión y temor se mezclan por igual entre los allí reunidos.
—Vamos a ver, señor Bardo Mayor… ¿es posible solicitar una audiencia con vuestro Señor? —dice un hombre, caminando unos pasos hacia el Bardo.
—Eso es imposible… mi Señor no admite demoras, lo que quiere, lo tiene. Como explicarlo… Él es dueño y señor de todo mundo conocido, una vez toma una decisión no hay marcha atrás. Nadie osa enfrentarse a su atrabiliario carácter, os conmino a abandonar este lugar inmediatamente. Las obras empezaran mañana.  —grita el Bardo, emprendiendo el regreso hacia el interior de la nave.
La desbandada es total, todos corren sin sentido, sin saber exactamente que hacer, algunos simplemente se quedan donde están, tan estupefactos que son incapaces de reaccionar.


“Última entrada en el libro de memorias del planeta Tierra”

29 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Claro, ya no hubo más entradas.
No quedaron terrícolas.

Besos.

Alma dijo...

Ese bardo debería acabar como Assuranceturix en los banquetes de los galos :D

Un beso, Ely, guapa

X dijo...

De qué me suena esto a mí... con los "egipcios" no se dialoga... :-(

La Dame Masquée dijo...

Madre mía, madame, menos mal que el manuscrito sitúa la fecha en un año muy lejano. No me gustaría nada vivir ese momento!

Feliz tarde

Bisous

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Bardo o Banco??? Es que me he liado!!!
Pero vamos... el interés es el mismo... todo para ellos!!! Cordones con los extraterrestres verdes!!!

Pues mira... si en lugar de echar a correr... cojemos un garrote... al embajador lo mandamos de vuelta un pelín suave... y que consta que no soy violenta para nada... ¡sin tocar, sin tocar! ¡Mejor imposible! ;-)
Bss... niña mala... que hoy me has hecho pensar y andaba yo sumergida en la pecera con las ideas ahogadas!!! juas ,juas...

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Hay demasiados problemas sangrantes y realísimos en torno nuestro para dedicarnos a sufrir por otros hipotéticos. Una de mis grandes preocupaciones, cara Elysa, es la de la gente que, preocupada por problemas que nunca podrá resolver, deja en la estacada aquellos en los que realmente podría colaborar. En el tiempo, primero son las causas, luego, los efectos. ¿ Es necesaria una amenaza terrible para que esas personas se den cuentan de la realidad ?
Por todo ello, me parece maravillosa la gente que, como tú, tira de nosotros hacia al futuro y, con ello, multiplicando la intensidad del presente, sin recurrir a la fantasía como fuga, como morfina para que lo que nos rodea se nos haga menos doloroso, avise a los demás para que reflexionen.
Excelente moraleja, Elysa : Los hombres no pueden cegarse voluntariamente y vivir en otros planetas, cuando es en éste donde tenemos que luchar...

Un fuerte abrazo, Elysa.

Sue dijo...

Tienes una especial predilección por los post en los que se extingue la especie humana, eh, j,ej. No me extraña. Somos una plaga.
Aunque aún se puede sacar algo bueno de nosotros. De algunos.
Seguiremos luchando y resistiendo.

Besos.

L.P dijo...

Un bardo terrorífico, Ely.

Estupendo relato.

Arrobas de abrazos
L;)

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, así que los han desalojado por la fuerza. Los habrán tirado al espacio exterior... Ay, cada vez estos tiranos del futuro se parecen más a los bancos. Besitos, guapa.

Isa Merino dijo...

Elysa en cuanto he visto la fotografía de este extraño ser verde me ha parecido ver la de alguien querido y apegado a mí. No, no tengo familia que se le parezca, pero sí un extraterrestre similar fue al que conocí hace unos años, cuando estudiaba en mi primer año de taller de escritura creativa. No sé qué nombre le di, pero sí le di un oficio: era músico

Qué historias tan diferentes para un mismo personaje. Ah, la magia de la imaginación, la magia de la inventiva, la magia de la literatura...

Besitos
Isa

Dorothy dijo...

Apoyo a Alma, debería acabar atado a un árbol y amordazado. Y a su jefe deberían fastidiarle el jardín.

Un beso

Reyes dijo...

Espero que este relato tuyo sea tan sólo uno de los muchos finales posibles.
Besitos.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Ese jefe suyo me cae gordo, como esos banqueros gordos a reventar de tantos billetes que comen y que van por ahí desahuciando gente y encima obligándoles a pagar daños y perjuicios.

Y el bardo... es un borde.

Eso sí: besos para la escritora.

Ximens dijo...

Ya sabes Elysa que conozco el enigma de tu relato, que Ximo ha detectado.
Me gusta la versión final.
Por cierto, yo no puedo ver el video.

Daviblio dijo...

Relato metafórico-sideral. Lo peor de todo es que esos todopoderosos tienen ayuda entre muchos de nosotros. Toda casa inhabitada destinada a la especulación debería ser ocupada. ¡El jardín es de todos o de ninguno!

Besos Ely.

Inmaculada Reina dijo...

Una vez tuve que contar la historia de un enano verde, muy parecido a éste...pero era un poquito más "verde". El tuyo es verde esperanza, el mío era verde viejo verde...le ponía hacer pasar sus apéndices por las prendas colgadas en las perchas de la sección de lencería del Corte Inglés.
Como dice Isa, qué caprichosa es la imaginación.
Muy chulo tu relato "apocalíptico".
Un beso.

bichoraro dijo...

No se yo si a elegido un buen sitio para su jardin, contaminación, especies extingidas, accidentes nucleares, calentamiento global, etc.... mira sabes que? igual hasta nos ha hecho un favor obligandonos a salir de este planeta, o se lo ha hecho al planeta cuidandolo mejor que nosotros....

Torcuato dijo...

Nos van a bombardear con noticias de supuestos extraterrestres que toman contacto con nosotros, tiempo al tiempo.

Su majestad El Gran Banco, je, je.

Besos, Elysa

MJ dijo...

No es difícil imaginar algo así en un futuro lejano (o no tan lejano).
Alabo tu desbordante imaginación y la frescura con la que nos cuentas todas tus historias.

Un abrazo, Elysa.

maria oliver dijo...

ya decía yo que me caían mal los extraterrestres... es ver uno y oye, me da un no sé qué ;)!!!

lo tuyo si que es imaginación!!!!!!!!

un besito enooorme y terrícola

pablogonz dijo...

Un micro interesante, Ely. Manejas muy bien los diversos niveles del diálogo. Además la fuerza de la imagen es indiscutible.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Katy dijo...

Un saludito cariñoso antes de seguir trotando. He querido aprovechar este ratito para conectarme desde el hotel, para recordarte que hecho de menos a los amigos.
Un besoy hasta mi vuelta

mili dijo...

Excelente relato, más allá del género, se me hace un poquitín real. Ante las decisiones tomadas, no se puede dialogar...


Besos

Miguel Baquero dijo...

Y lo peor es que, quienes huyeran a otro planeta, encima tendrían que pagar las deudas dejadas en éste.
Muy gráfico de lo que ocurre.
Muchas gracias por tu visita

manuespada dijo...

Una historia de Ciencia Ficción que bien podría ser "realista", quién sabe, quién sabe... Un vez vi un extraterrestre, pero estaba borracho (el extraterrestre).

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Elysa, te necesito en el Jardín... se ha montado la fiesta!!
http://caridad65.blogspot.com/2011/06/el-club-de-los-pololos-en-el-jardin.html

Carmen dijo...

Me ha encantado, Elysa! Un poco de humor, aunque esto de la falta de control de los pobres ciudadanos me suena...
Besos,

Sara Lew dijo...

He descubierto que me encantan tus relatos, con esos diálogos tan certeros y fluidos, y el toque de humor que les das. Estupendo, Elysa.
Un beso.

Zamarat dijo...

Ufff! Inquietante, no??
Abrazos!