Seguidores

martes, 19 de abril de 2011

La llamada





—Parking Metro ¿dígame?
—Hola, buenas tardes, le llamo de la funeraria Eternidad, quisiera saber a que hora le viene bien que pasemos a recoger el difunto.
—Perdón… creo que se ha equivocado de número, esto es un parking, aquí no hay ningún muerto.
—Vamos a ver… yo llamo al 91454545 ¿es correcto?
—Sí, ese es el teléfono al que llama, pero como le…
—Bien, pues estamos de acuerdo, ahora sólo dígame cuando podemos pasar a recogerlo…
—Le repito, aquí no hay ningún fallecido, esto es…
—Ya me lo ha dicho, es un parking. Mire no sé que problema tendrá usted, pero servidor tiene que cumplir un horario, tengo más encargos para recoger, o sea que si usted es tan amable facilíteme una hora y allí estaremos puntuales como un reloj.
—Oiga ¿esto es una broma o qué? Déjese de cachondeos que yo estoy trabajando y váyase a molestar a otra parte…
—Pero qué cachondeo ni niño muerto. Yo tengo este número para retirar  un cadáver y eso es lo que voy a hacer. Mire déjese de tonterías y dígame la dirección y en un momento estamos allí…
—¡Ya está bien! ¡Se acabo esta conversación! ¡Buenas tardes!

Rigg, Rigg, Rigg

—Parking Metro ¿dígame?
—Buenas tardes…
—¿Otra vez, usted? Se lo voy a decir una vez más, ¡aquí no hay ningún muerto que recoger!
—¡Oiga, oiga! Ya me está dando su nombre y su puesto y va a saber quien soy yo…
—¡Qué bien! Ya no me pide un muerto. Mi nombre es Juan Car…
—¿Pero usted está seguro que ahí no hay ningún muerto? Mire que estamos en verano…
—¡Madre mía, es usted una pesadilla! ¡Váyase a buscar su difunto al cementerio, que allí hay muchos y déjeme a mí trabajar en paz!
—Vale, vale, no se ponga usted así, que no es para tanto. Pero… ¿está totalmente seguro?

¡Pfaff!

—Me ha colgado, hay que ver lo maleducados que son algunos y ahora… ¿Dónde busco yo un muerto?




20 comentarios:

L.P dijo...

Ely, es divertido este relato con ese humor negro tan peculiar que tiene.
Estupendo.

Muchos abrazos
L;)

TORO SALVAJE dijo...

Debería ir al parking Metro y matar a alguien.
Luego volver al trabajo y realizar otra vez la llamada.
Y asunto solucionado.

Besos.

MJ dijo...

jaja! Surrealismo al más puro estilo Elysa, con esa frescura narrativa que te caracteriza.
¡Bravo!

Besotes.

Ximens dijo...

Una vez más, Ely, nos llevas a una realidad que nos hace sonreír. Y muy bien contada. En este relato, cuyo muso me sospecho quién es, todo va mediante diálogos, surrealistas dirían los estudiosos, pero tan reales. Lo que me sorprende es el argumento "mire que estamos en verano...". No sé, supongo que se refiere al inmenso calor que hace en los parking. Por otro lado comprendo que el muerto diera mal su número de teléfono, son situaciones de mucho stress.
Me ha gustado

Humberto Dib dijo...

Hola, Elysa, estoy visitando blogs que aparecen como seguidores de otros blogs amigos. De los que visité, éste me pareció muy bueno, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
Si tienes ganas (sólo si tienes ganas), te invito a pasar por el mío.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

maria oliver dijo...

jajaja... bufff con la grima que me dan estos temas, me llaman para recoger un muerto y de la angustia me muero yo!! jajajajajaja... esperemos que el señor del parking siga felizmente vivo!!!!

un besito

Torcuato dijo...

Este busca muertos como los comerciales telefónicos buscan clientes, je, je.
Besos, Elysa.

Zamarat dijo...

Jajaja!Genial!
Un abrazo!

Dorothy dijo...

Jajajajajja... Y ya que iban a recoger un muerto ¿no tuvo la tentación de aprovechar y darle uno? Mmmmm Se ve que quien cogía el teléfono era muy buena persona.

barbaria dijo...

Jajaja, buenísimo, luego dicen que la gente no es profesional en su trabajo, aunque sea buscando muertos...

Daviblio dijo...

No me digas que ya hay comerciales de la muerte. ¿Le han aplicado ya el descuento en el maquillaje..? :S

¡Qué pesadilla! Gracias por ese punto de humor ácido en tu blog, es de agradecer.

Un beso Ely!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Ely, pero le dió o no le dió el jamacuco al del párking, je, je... era verano y si el de la funeraria estaba buscando un muerto, seguro que a la cuarta o quinta llamada lo encuentra, juas, juas...
Gracias por el ratito, amiga.
Bss

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Qué bueno, me ha recordado a las conversaciones aquellas de Gila.

Un abrazo

Sucede dijo...

Yo sé donde encontrarlos a montones!! jaja, pero creo que los quiere frescos, no? jaja
Buen relato, y tremenda la decepción final... hasta un poco de pena me da el hombre! jaja
Abrazos!!

Carmen dijo...

Siempre acabo de leer tus relatos con una sonrisa, aunque en este caso con humor negro...
Besos,

La Dame Masquée dijo...

Pues a lo mejor debería irse a la guerra. Seguro que allí encuentra muchos!
Me gusta su humor negro, madame. Resulta de lo más fresco.

Feliz domingo

Bisous

Sue dijo...

La verdad es que se lo han puesto en bandeja, al muerto. Vamos, ni a Felipe II se las ponían así.
Seguro que se le ocurre alguien enseguida.

Saludos.

manuespada dijo...

Este tipo de textos dialogados osn muy difíciles, y te ha quedado de lujo. Enhorabuena.

Elysa dijo...

Muchas gracias a todo por pasaros y dejar vuestros comentarios, es un lujo para mí.

Una que yo me sé dijo...

A mí éste, no sé por qué, me ha hecho pensar en Groucho Marx. XDD

Lo único que me incomoda y me desconcierta es que tu teléfono suena de una forma MUY rara... ¿Rigg??

Besos!