Seguidores

lunes, 2 de mayo de 2011

Soliloquio



Como explicarte el placer que me has proporcionado, no encuentro palabras para expresar lo hermosa que estás, ahí tendida en la cama; la luna también se alía con el instante, entra por la ventana y derrama sobre ti toda su belleza.
Sé que no vas a responder, no importa, desde tu silencio me entiendes; sabes que te amo. Existo para crear belleza en tu vida, para liberarte de toda la monotonía, me gustaría que te contemplaras en el espejo, tu sonrisa es tan radiante. Sólo a mí me la debes.
Me gusta verte ahí, tan relajada, silenciosa y ajena a todo, nada puede hacerte daño, nada. Este es el tributo de mi amor por ti.
La paz es tuya,  para mí… las preguntas. ¿Quién será la próxima?
 No puedo volver a asesinarte.

29 comentarios:

Isa Merino dijo...

Guau... genial el giro final, Elysa. Me ha encantado. Y no sé por qué, me he podido imaginar incluso a ese asesino, tal vez con sombrero de copa y traje de otra época, remota, inglesa, tal vez con un nombre que empieza por J y acaba por k, tal vez dueño de demasiadas crónicas en diarios de sucesos. Igual no es él, pero cuando he leído ese final, he tenido la sensación de ver a Jack.

Un besazo

Isa

La Dame Masquée dijo...

Madame, que final! Mis ojos se quedaron clavados por unos instantes en la ultima linea, como atascados en ella. Realmente me ha sorprendido!

Buenas noches

Bisous

Ximens dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ximens dijo...

Elimine la entrada pues me había salido mal el corta y pega.
Elysa, en primer lugar felicitarte por ese escaparate de tus manufacturas. Espero que vendas algunas o muchas.
Y respecto al relato, que está muy bien construido. es un poco que me deja el mal sabor de boca que del asesinato por amor, salvo que quien hable sea la propia Muerte, en cuyo caso me callo. No obstante, es muy lírico. Y... que bien se te da eso de matar, jeje

Reyes dijo...

Así deben sentirse los asesinos, como dioses .
Bueno quiero decir los que son dueños de la paranoia exquisita que supone preparar un amargo final para otra vida.
Besitos, Elysa.

MJ dijo...

Todo parece un tranquilo soliloquio de un enamorado contemplando a su amada dormida... Y de repente ¡zas! nos descubres la tremenda realidad.
¡Bravo, Elysa! Un gran micro.

Besitos.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡¡Me cagüen la leche!! Me has quedado sin gotita de sangre en las venas con tu final tan aterrador... anda, anda.. que me has metido el miedito en el cuerpo... ¡¡Pa'vernos matao!! juas, juas...

Buenísimo, pero bueno, bueno, una jartá... Bss...

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, un ejemplo claro de esos amores que matan... Te ha quedado genial, elysa, eres una maestra en este tipo de giros sorprendentes. Un abrazo muy fuerte.

joplin dijo...

Un peligroso enamorado!! Aunque romántico si que es.
Salud.

barbaria dijo...

¡Mira, mira!, ¡los pelos de punta, hija! Que sobrecogedor...

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno.
Ese final es tremendo.

Besos.

Sue dijo...

O eres para mi o para ninguno ¿no? Mal rayo le parta. Si matas a los que quieres estarás solo toda la vida.

En fin, Elysa, que me ha gustado mucho.

Un saludo.

Dorothy dijo...

Impresionante. Inquietante. Precioso.
No puedo decir más.

Alma dijo...

Me encanta..justo hoy he leído en otro blog un diálogo sobre alguien que amenazaba con pegarse un tiro y otro que le avisaba de que procurase pegarlo donde él pudiera despegarlo si quería.Le habría venido bien a tu asesino :)

Un beso, guapa

Katy dijo...

Esto tiene más intriga que la vida de Jack el destripador:) Sorpresa a tope. genil. Despueés de tantas dulces palabras un final ciertamente cruel, pero a veces desgraciadamente sucede.
Un beso

Sucede dijo...

Creo Elysa que ya sabes que estos temas me gustan en especial, y más aún cuando están tan bien contados... Dan ganas de rebobinar para que la asesine de nuevo, verdad? jaja
Un abrazo!

L.P dijo...

Ely, cada vez te superas a tí misma.
Un estupendo micro, que nos envuelve en ese soliloquio tan hermoso y nos remata al final. Excelente, amiga.

Tritotrillones de abrazos

L;)

P.D.: me encanta el muestrario de tus creaciones ¿todas están en venta? le di a más infor, y me salían muchos números.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

El enamorado que apacible observa desde el quicio de la ventana se convierte en un simple desquiciado.
Ah, lo que podría hacer luego de su "hazaña" es tirarse por la ventana, a ver si hay suerte.

Buen relato Ely :)

Un beso.

Daviblio dijo...

Mientras lees las bellas frases iniciales buscas el sentido, pero no creo que nadie hubiera imaginado la escena real que nos hiela en un aplastante final. Muy logrado Ely!

Torcuato dijo...

Algunos dan cosas que no les han pedido.
Un beso, Elysa.

manuespada dijo...

Un giro final espectacular, muy buen texto, terror psicológico en estado puro.

bichoraro dijo...

Me gusta mucho lo que escribes, sorprendente la verdad.
Un abrazo.

Zamarat dijo...

Estremecedor...
Abrazos!

Una que yo me sé dijo...

Elysa, cada vez tengo menos dudas de que éste es tu género :))

Muy bueno, me encantó.

Besos mil, guapa.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Formidable micro, Ely.

A mi me lleva a mi eterna reflexión de por qué estos individuos no se matan ellos primero como regalo al ser amado.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Me ha encantado el relato, Elysa! Y también, y mucho, la presentación con tus diseños.
Besines,

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

No es misión del escritor expresar lo ocurrido, sino lo que volverá a suceder...

Bello relato. Un beso.

Sara Lew dijo...

Impactante giro final. Fantástico micro.
Un saludo.

Renate Mörder dijo...

Que buen relato Elysa y qué final. Estoy encantada de haberte descubierto. Empiezo a leerte
Un abrazo