Seguidores

lunes, 12 de septiembre de 2011

Presencia

                                                                          Imagen de Google


No di importancia al primer golpe, apenas un ligero “toc” en el respaldo de la silla. Unos minutos después un sutil desplazamiento de las ruedas de mi asiento y otro golpe un poco más fuerte, culpé a la corriente, estaba sola en casa.
Hace un momento he notado un pinchazo en mi espalda, he advertido algo líquido descender por mi espinazo, me duele en el lugar donde he sentido la punzada; los golpes se han vuelto más insistentes, hay una inminencia alarmante en ellos.

Me sentía tan bien cuando esta tarde decidí escribir. Tenía toda la historia dibujada dentro de mi cabeza y las palabras aparecían en el monitor a una velocidad de vértigo, la historia fluía, le inspiración estaba ahí, la sonrisa no abandonaba mi rostro, era feliz. Había conseguido librarme de él, mi obsesivo y malvado personaje, ese que se colaba en todos mis relatos empapándolos de un terror insano. Conseguí crear un armario dentro de mi mente donde con engaños lo encerré. Después eliminé la llave.

No aguanto más esta inmovilidad, voy a girarme…
 

45 comentarios:

Ximens dijo...

Qué graciosa, Elysa. ¿de modo que has conseguido eliminar el personaje que se cuela en tus relatos? Creas la atmósfera adecuada y me haces mirar detrás de mí. Besos

Nerim dijo...

¡Bien! Elisa, has podido vencer al monstruo de las galletas.
Aunque cuando he terminado de leer tu escrito, me he girado a mirar detrás de mi silla.Hay que ver como se sugestiona una, pues yo, al monstruo hace años que lo encerré, pero y si es el espiritu de Harry Houdini?, nunca se sabe asi que lo mejor es estar al tanto, ¿no te parece?.

Un fuerte abrazo

Raul a q dijo...

Pues yo a ese personaje mío le tengo suelto, pero también es verdad que es más bien del tipo del malo de scary movie.
Buen relato, te mantiene en tensión.
Un abrazo.

ESPERANZA dijo...

¡No te vuelvas! ¡Resiste! Se terminará marchando. Ja,ja,ja

Besos,

Luisa Hurtado González dijo...

Sigue escribiendo un poco más, no mires, no sea que se acabe la magia

Rosa dijo...

Es la musa riéndose de ti, jajaja.
Muy bueno Ely!!!

Besos desde el aire

mercedespinto dijo...

Pues si yo te cuento... directamente lo elimino, sin pasar por el armario, que ya sabes lo que pasa cuando luego salen del puñetero armario. Cuando un personaje amenaza con hacerse el amo de una de mis historias, ale, aparece otro y se lo carga. Puede parecer cruel, pero es lo más eficaz.
Un abrazo.

mercedespinto dijo...

Pues si yo te cuento... directamente lo elimino, sin pasar por el armario, que ya sabes lo que pasa cuando luego salen del puñetero armario. Cuando un personaje amenaza con hacerse el amo de una de mis historias, ale, aparece otro y se lo carga. Puede parecer cruel, pero es lo más eficaz.
Un abrazo.

Katy dijo...

Genial amiga, de vez en cuando yo también siento una presencia a mis espaldas, el susurro de una brisa, un crack y siempre cuando estoy sola. ¿Será que es cierto que alguien nos acompaña?
Bss

Karras dijo...

Ja Elysa ¿Has conseguido eliminar el personaje, o lo has liberado?. Lo que dá de si esta interpretación. Eres genial. Un beso

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Tiene toda la pinta de que te dejas alguna ventana abierta y hay corriente, de ahí los golpes de una puerta movida por el aire y el pinchacillo... pues qué va a ser??? frío en los riñones... por la corriente, haces bien en cambiar de postura.
Ahora, lo del personaje que te da miedo... ¡me acojona!
Bss, animosos y escalofriantes y... qué buena eres escribiendo, jodia!!! je ,je... me encanta tu coco!!

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Ely, corazón, con tus historias no haces más que reafirmar mi intenciones de escribir sólo de amor, desamor, tonterías y sucedaneos.

¡Que miedo me das!

Un beso.

MJ dijo...

No es por meterte más miedo en el cuerpo, Elysa, pero me da a mí que ese personaje malvado logrará escapar de todas las jaulas aunque las cierres con siete llaves.
Te ha quedado genial :-)

Besitos.

TORO SALVAJE dijo...

Se le está bien empleado.
Por molestarte.

Besos.

Adivín Serafín dijo...

Cada relato eres capaz de dejarme extasiado. Me encanta entrar en tu blog y ver que publicaste.

Blogsaludos

Susana Camps dijo...

Qué inquietante, el pinchazo, el líquido... uf, yo iba a por el bate de béisbol.
Abrazos.

Patricia Nasello dijo...

Y no es broma Elysa, nuestros personajes están al acecho!!!
BRRRRR

Siempre es un gusto visitarte
Besos

mariajesusparadela dijo...

Ha encontradao la llave, ya lo sabes.

Ana Pepinillo dijo...

VAya, que mal rollo, por si acaso gírate rápido y con las manos en alto, por si necesitas defenderte.

L.P dijo...

jo, Ely leyendo tu relato escuché un portazo en mi casa, y luego no había nadie, no sé si entró o se marchó...

Te superas cada día, amiga!!

Miles de abrazos apretujaos
L;)

Zamarat dijo...

Yo no sería capaz de girarme...
Abrazo!

Miguel Baquero dijo...

Tienes que acabar definitivamente con ese personaje, imaginarte para él una muerte cruel y definitiva...

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, hay personajes e historias que nos persiguen. El tuyo es malvado, cuidado con él. Me ha encantado como lo has presentado sin nombre y apellidos, sólo con sus actos.
Un gran micro de miedo eh.
Bessets.

Gala dijo...

No lo guardes... déjale que te acompañe...
A veces las presencias son las que nos llenan de inspiración, aunque sean molestas... pero solo a veces.

Genial Ely...

Me encantas. Eres muy original.
Besitos mediterráneos.

Mar Horno dijo...

Tendrás que pensar en otra cosa, que esa no ha sido efectiva. Muy bueno. Un beso.

Puck dijo...

cuidado!!!!! y cuéntanos lo que encuentres detrás... si te deja...
Saludillos

Humberto Dib dijo...

A veces es mejor no darse vuelta...
Un beso.
HD

Araceli Esteves dijo...

Hay armarios desde cuyo fondo se accede a una realidad más terrorífica. Me ha gustado.

barbaria dijo...

De verdad que generas esa atmosfera de suspense que te pone los pelillos de punta. Me encanta leerte.
Stephen King estaría orgulloso.
A él tambien se le escapaban los asesinos crueles de su imaginación, a veces.

manuespada dijo...

Algunos personajes no te abandonan nunca, que se lo digan a algunos actores.

La Abela dijo...

¡Uf! menos mal que te leí de día..¡con lo influenciable, que no miedosa, que soy!.
Un besazo

Elèna Casero dijo...

jajaja. Yo no me giraría.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Uy! No sé si girarme Elysa... tod@s tenemos nuestros personajes malvad@s buscando donde escondimos la llave, y quién sabe si al final la encontraron :)

Un abrazo

Una que yo me sé dijo...

Tú sigue dándo cancha a tus personajes, que luego no hay quien los pare.

Pero es verdad. De alguna manera están poco atados aunque creamos lo contrario, y acaban haciendo lo que les da la gana.

Procura que, por lo menos, no estén armados XD

Besos guapa!

ÁFRICA dijo...

Todo tu espacio tiene magia.
Te dejo un beso.

Laira dijo...

Has conseguido eliminar al maldito personaje insano, ¿pero al darte la vuelta lo volverás a encontrar o será uno nuevo y peor que el anterior?...espero que no.
1 beso Elysa, como siempre me gustó.
PD: a ver si escribes ya algo que no me guste ¡leches!.

Daviblio dijo...

Ábrele, que necesito un compañero de parranda mordaz. Un beso, original miniescritora.

odys69 dijo...

Si insiste en colarse, hay que dejarle entrar. A no ser que pretenda ocupar tu puesto. A veces es mejor alejarse unos pasos antes de darse la vuelta, por si acaso :-)

Isabel Romana dijo...

Ay, elysa, que el terror no está en el armario, sino justo detrás de tí, empujando tu silla... ¡Me has hecho pensar en Hitcocht! Besos, guapa.

Torcuato dijo...

Es interesante este relato a dos voces, Ely.
Besos.

PD
Mándame un correo a torcuatofgt@gmail.com

Ángeles Hernández dijo...

Absolutamente intrigante: el personaje que se ha encerrado en el armario y la presencia sentida detrás, mientras el dolor que fluye y se concentra nos hace presentir un daño mucho más profundo.

Habrá que saberlo todo: mirar quien hay detrás y descubrir
si el personaje encerrado encontró la llave y qué tiene que ver con el lacerante dolor. ¡Adelante valiente!

Un abrazo desde el tango lunero. Á c

MARTINA... dijo...

Hola Elysa, aquí me tienes visitando tu rinconcito y blogueando contigo desde el blog de Laura. Mmmmm...me ha gustado tu blog y ese personaje que te tiene atrapada...sigo leyendo guapetona.

Carmen dijo...

Uy, yo no sé si me daría la vuelta, jeje.
Besines,

maria oliver dijo...

jolin un personaje siniestro rondándote!!!... Elisa Dios mio!!! con lo miedica que he sido siempre...

un besito

Sue dijo...

Siempre me acojonas, pero siempre vuelvo! Creo que en el fondo me gustas.
Gírate, siempre es mejor que quedarse con la duda... creo.
¿no?
UFF. Ya no sé.

Besos.