Seguidores

lunes, 7 de noviembre de 2011

El ascensor

Imagen de Google



El viejo hotel ya casi no tiene clientes, pero aún conserva su encanto y señorío por eso no es raro encontrar en su vestíbulo parejas muy cariñosas. La mayoría de las veces vienen con urgencia por subir a la habitación, algunas no vuelven a bajar.
El hombre y la mujer que se están absorbiendo con autentico frenesí no aciertan a separarse cuando el ascensor abre sus puertas con un roce apenas perceptible; ofrece su interior de luminoso metal plateado y acoge a los dos que siguen besándose con auténtica avaricia. El elevador cierra sus mamparas metálicas de la misma manera que se abrió, en silencio.
Segundos después unos sonidos chirriantes se filtran a través de las rendijas, no duran mucho, apenas un suspiro. Más tarde el ascensor vuelve de nuevo a  la entrada muy  suavemente. Abre las puertas y emite un estertóreo eructo.

56 comentarios:

Patricia Nasello dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!

Caramba, suerte que vivo lejos... o no?

Gran micro, Elysa

Abrazos admirados

Rosa dijo...

No vuelvo a subir en un ascensor!!! Mi corazón me lo agradecerá.

Muy bueno Elysa.

Besos desde el aire

TORO SALVAJE dijo...

Jajajajjaa
Buenísimo.
El final genial.

Besos.

Mar Horno dijo...

Elysa, te juro que cuando salga a las tres de trabajar me bajo por las escaleras.
Es un micro muy romántico hasta que erupta el ascensor. Un beso.

La Dame Masquée dijo...

Madame, conocía las plantas carnívoras, pero no los ascensores carnívoros! Ayer me monté en uno que hacía unos ruidos extrañísimos. Menos mal que no había leído antes su relato!

Feliz semana

Bisous

Daviblio dijo...

Cuan inspiradores son los ascensores y los diálogos metereológicos, vecinales que recogen. A veces piensas trágame tierra, por lo visto a veces se cumple... ¡Genial!

Citizen_0 dijo...

Mmmm muy mala educación che! Genial, me ha gustado ese giro, si.

Un saludo!

Katy dijo...

Los ascensores siempre tienen peligro o sorpresas, Nadie sabe que es lo que acontece en su interior. No es lo que parece y menos cuando el final resulta tan maqueavélico como el tuyo.
Bss

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, me parece original y magnifico el comparar el funcionamiento de un ascensor con el acto amoroso. Por lo menos asó lo he visto yo.
Me gustó mucho.
Bessets.

Alma dijo...

Jajajaja...bueno, pues no es mala manera de morir después de todo, que te coma un ascensor mientras os estáis comiendo a besos

:D

Gracias, reina :)

Paloma Hidalgo dijo...

No se puede fiar uno ni de los ascensores!!Muy bueno Elysa, el final es estupedo, me ha encantado.

un beso

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Vale, pero por algún lado tienen que salir ¿no? Sí, claro, cuando el ascendor termine de hacer la digestión, puedo esperar, faltaría plus!!!

ja, ja... no me canso de decirte que por lo civil o por lo criminal eres de lo que no hay, y a mucha honra de seguirte, bss...

Adivín Serafín dijo...

Es un ascensor árabe, la educación para él es lo primero.

Blogsaludos

Laura Uve dijo...

Qué fuerte el final... jajajaja... Muy bueno Elysa!!

Un abrazo!!

Sara Lew dijo...

Menos mal que vivo en planta baja... Verdaderamente genial, Elysa. Un micro perfecto.
Un abrazo.

Laira dijo...

Uffffs!!! ascensores malditos!! no seas así que necesito subir todos los días en él.
Besos.
Y gracias, tenías razón. Una que esta más tonta...menos mal que estas tú.

mercedespinto dijo...

Si los ascensores hablaran... que buen libro de microrrelatos se podría escribir, entre ellos éste.
Estupendo micro, con magnífico final.
Feliz semana.
Un abrazo.

Raul a q dijo...

Deberías haber puesto la dirección del hotel para no acercarnos por allí.jeje
Me ha gustado mucho. Un besazo.

MJ dijo...

Un ascensor que se alimenta 'literalmente' de carne humana...
¡Cuánta imaginación, Elysa!
Y lo del eructo jeje una pasada.
Genial, niña.

Un besote.

mariajesusparadela dijo...

Ese ascensor canival puede ser una solución a los problemas de energía que se avecinan. Porque para mi está claro que no se mantiene con electricidad...

Reyes dijo...

Bravo,bravo !!
Me ha encantado.
Ahora un poquito de Almax para ascensores y como nuevo.
Llamará al técnico de Thyssen no?
jaja

mariajesusparadela dijo...

Caníbal, por Dios.

Alberto Proset (Ojodegato) dijo...

Hablas de amor, romance, elegancia... de un ascensor haciendo la digestión. ¿Cómo lo has hecho?... voy a leérmelo otra vez.

NiñoCactus dijo...

Madre mía con lo empalagosos que estaban le va a costar la digestión al pobre.
¡Tremendo!
Saludos con almax

Gala dijo...

Ups! seguro que se los comió de pura envidia...

Genial relato, un final tan inesperado como original...

Besitos mediterráneos.

Susana Camps dijo...

Muy divertido, sobre todo ese eructo de satisfacción... ¿por qué iban a divertirse todos y él ser un simple transportista? Has hecho justicia.

Maite dijo...

Muy bueno Elysa, me encantan estas historias de ascensores. Solo me cabe decir una cosa, buen provecho!!

Ximens dijo...

Elysa, como te tengo cogido el registro me sonrío cuando al final del primer párrafo ya nos dices que algunos clientes no vuelven a bajar. Absorberse, besarse con avaricia, qué bueno. Es genial, se los come. El eructo da el toque irónico. Por cierto, creo que es mejor repetir ascensor que usar montacargas, no sé. Aplausos. Breve pero terrorífico. Por cierto, normal que pierda cliente, los amantes no repiten.

odys69 dijo...

Bestial, me encanta la delicada sutileza con que se va desarrollando la escena, en franco contraste con la sacudida emocional que nos provoca ese eructo final, surgido de las entrañas satisfechas del monstruo...

Besos

historiadedomingo dijo...

Llevaré cuidado con esos ascensores del diablo. ¡Mira que fastidiar el día a esos dos pobres!
En fin, veo que todos escribimos sobre muerte... ¿Será cosa de la campaña electoral?

¡Un saludo, Elysa! :)

La Abela dijo...

Ese ascensor es una joya..cuando quiera desaparecer ya me dirás donde está.Me gusto este relato, bss

manuespada dijo...

Estupendo, es como si el ascensor se los comiera y luego hiciera la digestión. Muy bueno.

MA dijo...

¡Ostras!, un ascensor carnívoro.
Muy bueno.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

:D
Me encanta todo, y sobre todo ese final... Me has hecho reír :)

Un abrazo

PiliMªPILAR dijo...

Sobre todo el final sorprendente.
No sé qué pensaré cuando suba hasta la planta 26...
Interesante el blog.
Acabo de conocerte, Elysa
Un abrazo de seguidora
PiliMPilar

PiliMªPILAR dijo...

Sobre todo el final sorprendente.
No sé qué pensaré cuando suba hasta la planta 26...
Interesante el blog.
Acabo de conocerte, Elysa
Un abrazo de seguidora
PiliMPilar

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Puestos a elegir, preferiría subirme a mi ascensor pub(l)ico que a tu ascensor antropófago.

Me pareció brillante la idea y mejor su ejecución.

Aplausos más que merecidos.

Un beso.

Karras dijo...

Ja no te puedes fiar ni de los ascensores. Empezamos con una cabina y mira. Un beso

Luisa Hurtado González dijo...

Lo vi venir y me encantó acertar. Ni las parejas, ni las habitaciones, ni el hotel, el ser más vivo de todos es el ascensor que tiene vida para rato.
Genial, me encantó.

Towanda dijo...

Me encanta el final con ese eructo: ¡buen provecho, amigo!.
Felicidades porque es buenísimo.
Un besazo.

Laura dijo...

¡Bravo!, ¿dónde está el ascensor?, conozco a unos cuantos que podrían ser engullidos sin mayor problema, ja,ja,,,


Abrazos por tus comentarios y los míos.

Aurora dijo...

Buen relato! Buen provecho!

Sue dijo...

Si es que dos amantes de un golpe son indigestos!

Se me ocurre que podríamos poner uno de esos ascensores en el Senado y otro en el Parlamento. Eh? Qué tal? ...

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, me encanta este ascensor carnívoro. Menos mal que vivo en un primero... Besitos, guapa.

Elena Casero dijo...

Elysa, muchas gracias por tus buenos deseos, espero verte en la presentación de Valencia.
Un abrazo muy grande.

Me ha gustado mucho el micro. Ahora pensaré cada vez que suba en el ascensor ¡nueve pisos!

C.G. Aparicio dijo...

Ups!! Caramba con ciertos ascensores, ¡¡esto es una rebelión de las máquinas en toda regla!!, :D

Un saludo!!

CDG dijo...

¡Puedo! Muchas gracias por molestarte.
Ese eructo final explica bien ciertos ruidos de mi ascensor los días en que dejo de ver a algunos vecinos. No es que se hayan mudado, no es que se encierren en casa, es que son el postre perfecto.
Muy original el golpe final.
Besos.

David Vivancos Allepuz dijo...

Supongo que te habrán inspirado unos cuantos anuncios horripilantes que emiten últimamente por la tele cuyas acciones transcurren en un ascensor. La eliminación de sus ocupantes me parece un acto de justicia pura y dura.

Oye, ¿qué hay que hacer para que te dejen cerca de cincuenta comentarios en un relato? ¡Qué envidia! (sana) :P

Un abrazo,

D.

Zamarat dijo...

Después de esto, me lo pensaré dos veces antes de entrar en un ascensor...
Buen fin de semana!!

Esteer dijo...

Que original!! un ascensor con historia! :DD

sonrisasdearcoiris.blogspot.com

maria oliver dijo...

jajajjajajajajaja... vale, acabas de reafirmar mi personal tirria a los ascensores y eso que viví en un ático casi 15 años!!!!!... si ya decía yo que no tenía buena pinta, jajajajajaja

un besito

(genial!!!!!!!)

Anónimo dijo...

te quiero mami

Miguel dijo...

Cuando subo en el ascensor de mi casa a veces tengo la sensación de que quiere atraparme.
Después de leer tu micro,Ely, creo que estoy en lo cierto,de ahi que muchas veces suba o baje andando, aunque viva en un noveno piso.


Besotesssssssssssss

Miguek

Miguel dijo...

Cuando subo en el ascensor de mi casa a veces tengo la sensación de que quiere atraparme.
Después de leer tu micro,Ely, creo que estoy en lo cierto,de ahi que muchas veces suba o baje andando, aunque viva en un noveno piso.


Besotesssssssssssss

Miguek

Torcuato dijo...

Buen provecho.
:-)

Rosana Lilliputiense dijo...

Elysa yo no tengo la capacidad (bueno tampoco tengo tiempo pero eso nos pasa a todos) que tenéis Agus y tú de comentar a todo el mundo, pero intento pasarme por los sitios y días como hoy dejar un comentario en este micro que me h aparecido estupendo de verdad. Es que este tipo de humor surrealista y algo negro me encanta.

Me ha llegado al alma ese comentarista de la casa que te dice te quiero mami.

Espero que todo vaya viento en popa.

Abrazos