Seguidores

martes, 10 de abril de 2012

Encuentro en Valencia



En el mes de diciembre de 2011 Rosa del blog Van al aire venía a Valencia. Nicolás del blog El rincón de Nicolás Jarque me mandó un mail para invitarme a conocernos junto con Gala del blog Galatea y el efecto Pigmalión.
Y  nos juntamos a tomar un café y charlar sin parar intentando alargar el tiempo. Se habló de escritura, de lo que leíamos en los blogs, de sentimientos y sobre todo compartimos tres horas que pasaron en un suspiro. Fue emocionante y muy gratificante poner rostro y alma a tres personas maravillosas con las que compartí una tarde inolvidable.
De vez en cuando Internet ofrece estas alegrías, la posibilidad de “tocar” otros corazones y conocer a seres humanos que con sus palabras, con su manera de expresarse se instalan en el corazón.
Gracias a los tres por esa tarde llena de emociones que ya vive en mis recuerdos. Muchas gracias.
¡Ah! se me olvidaba, Nicolás propuso escribir un micro para celebrar la ocasión a partir de una frase. Es de Rosa: He venido a ver a mi suegra… Imposible en ese momento, teníamos mucho de que hablar y poco tiempo. Aquí os dejo lo que me inspiró.


 
Estupefacción
He venido a ver a mi suegra al cementerio. Desde que murió no para de llamarme al móvil; cada vez que descuelgo oigo su voz chillona exigiéndome una cosa detrás de  otra. Siempre espero que termine la conversación acusándome, nunca lo hace.
Mi mujer se quedó el teléfono de su madre como recuerdo. Entonces… ¿Desde dónde me llama esta mujer?

 
A los que nos los conozcáis os invito a visitar sus casas, solo tenéis que pinchar en sus nombres: Rosa, Gala y Nicolás.

41 comentarios:

Susana Camps dijo...

Me parece muy sugerente eso de mandar la suegra al cementerio a partir de la frase de Rosa, jaja... Sorprendente y divertido el micro, y preciosa la imagen que nos regala, que nos ayuda a los demás a ir poniendo también cara a los amigos y a desarrollar unos largos, largos dientes.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que bien.

Besos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

El micro me ha gustado mucho, Ely. Es efectivo, va directamente al corazón de la historia y consigue el efecto buscado.

En cuanto a la reunión, ¿qué decir? Me hubiese gustado compartir café y charla con vosotros.

Un abrazo.

Rosa dijo...

Fue un encuentro precioso que hace que me salga una gran sonrisa cuando me acuerdo...Espero volver a repetirlo ¿Te apuntas Ely?
Besazos desde el aire :)

PD. El micro te ha quedado genial.

Gala dijo...

Sepas que llevo el ojo de tigre en la cartera y la pulserita puesta!
Cada vez que la miro me acuerdo de ese dia, fué genial!

El micro te quedó chulísimo... y es que hay suegras que son de armas tomar!

Besitos reguapa... a ver cuando lo repetimos.

La Dame Masquée dijo...

Madame, qué bonito cada vez que hay ocasión de abrazar a alguien con quien hemos compartido tantos ratos a través del blog. Una de las mejores partes de todo esto es que se pueden crear fuertes lazos de amistad que un día comenzaron así, dejando un comentario al pie de un texto.

Feliz día

Bisous

Patricia Nasello dijo...

ja, ya he pasado a saludar a rosa y a Gala, me faltabas, Ely.
Y Nicolés, desde luego
Un gran hurra por los cuatro!!!!!!

bichoraro dijo...

estas guapisima en esa foto, y del micro pues que decir que como siempre me ha encantado. un abrazo

L.P dijo...

Ely, menuda vuelta le has dado a la visita a la suegra. Genial!! toda una historia de intriga en apenas unos renglones que me dejarán pensando toda la tarde.

Ni que decir tiene que ya tengo ganas de compartir un ratito contigo, amiga.

Abrazos a miles

Ximens dijo...

¡Guapas!, Nicolás, tú más. Es una gozada poner voz a los amigos. E imagen, A Elysa y Nicolás ya les conocía. Ahora os veo a Gala y a ti. Besos para todos desde Vallekas.
Tu micro, Elysa, es para partirse de risa. Mira que es tonto el protagonista, pero me callaré.

mariajesusparadela dijo...

Y yo, sin conoceros...¡qué mal!

Nicolás Jarque dijo...

Ely, que gracioso relato has creado a partir de una frase que yo no he respetado. ¡Maldita sea! Te corrijo en un detalle. Nosotros dos nos conocimos en la presentación del libro de Elena Casero. Lo apunto para que nuestros nietos lo lean alguna vez.

Fue una tarde esplendida, donde el frío no nos importaba y solo cabía el cariño. Tendremos que repetir, ¿verdad?

Bessets.

Odys 2.0 dijo...

Ya lo dice el dicho, suegra no hay más que una, y además lo es para siempre.

Besos!

Arte Pun dijo...

Qué callado lo teníais, desde diciembre nada menos, más vale tarde.

Tu micro de la suegra muy bueno, hay mezclas ahí de pasiones encontradas, por un lado la suegra que descansa -como ya era hora- y por otro el protagonista que va a verla al cementerio, puro surrealismo del que no despierta ni con la llamada de su señora.

Gracias Ely. Si ha habido más encuentros que debamos saber, ya puedes escribir...
Besos

manuespada dijo...

Qué lujo de encuentro! Besos.

Laura dijo...

Precioso encuentro Elysa. Eres la única que me faltaba y veo que os habéis puesto de acuerdo todos en esta fecha. Micro inspirado en la suegra que te ha quedado bordado. Me alegro de que esas tres horas de encuentro merecieran la pena.

Un besote

Juan Ojeda dijo...

Tres horas que no me cabe duda le han sacado cuantiosos frutos para el alma, como creo que ya dije en alguno de los blogs los felicito por haber logrado que esa magia atravesara las pantallas para arribar a tan maravilloso encuentro.

Con el micro sentí que la que llamaba era la mujer de él; mi abuela siempre decía que había que mirar mucho a los suegros: Son el futuro de lo que uno ha elegido...

Muy dulce entrada (bella ironía el micro).

Un gran abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Buen micro que brotó en buena compañía. Mi enhorabuena.

Abrazos a pares.

Dorothy dijo...

¡Qué maravilla poder encontraros para tomar un café y charlar! ¡Qué envidia! Cómo me hubiera gustado estar ahí con vosotros.

Un besazo

Juan Luis López dijo...

Te digo como a Rosa y Nico, mágico encuentro lleno de sentimientos y alegría, un gustazo haber estado ahí.

Muchos besos!!!

Ana Crespo Tudela dijo...

Espero disfrutar de la próxima quedada; mientras, suelto una carcajada con tu genial relato.
Un beso

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, ely, es que las suegran son/somos casi inmortales. Al menos para incordiar... Seguro que el encuentro fue delicioso. Un abrazo.

Aurora Ruá dijo...

Bonito encuentro, es la grandeza de internet (avisadme para el próximo!).
Y divertido el relato de esa suegra recalcitrante.
Un abrazo,

CDG dijo...

Poco que decir del micro: efectivo en su brevedad. Me ha gustado mucho.
Pero esta vez me quedo con la foto...
¿Y Nicolás?
Besos.

Karras dijo...

Jolín que tío jaja ¿desde cuando no habla con su mujer?. Es muy buena idea eso de irnos conociendo personalmente. Lastima la distancia. Un beso.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Buenísimo, amiga... le llama su conciencia, ja ,ja... Bss y me alegro por tu experiencia... de este mundo, ja ,ja...

Yashira dijo...

De verdad que debió ser emocionante el encuentro, gracias a él también los que no tenemos la suerte de conoceros en persona, al menos hemos podido imaginaros y de alguna manera ilusionarnos con vosotros.

El micro te quedó muy bien, y desde luego es para pensarse desde dónde llamará la buena señora, aunque a mi me da que pensar si no estará la esposa gastándole una bromita.

Besitos desde mi mar,

Katy dijo...

Hola que buena reflexión. Prefiero no pensar desde donde llama porque los recuerdos no son nada buenos.
Bonito encuentro. Es siempre un placer conocer en vivo y en directo a los amigos que teclean detrás de un ordenador.
Bss

MJ dijo...

Tres valencianos y una muchacha de Valladolid :-)
Se os ve felices y no es para menos, me consta que los cuatro sois unas personas maravillosas.
A
Elysa y Nicolás tuve la suerte de conocerlos en Madrid el pasado mes de febrero. Me faltan Gala y Rosa, pero eso lo remediaremos pronto ¿verdad? ;-)

Abrazos.

Enmascarado dijo...

Simpática entrada Ely, le has sabido sacar buen humos a la entrada. De todas formas, las cosas de suegras, nunca tienen puntos medios, o broma total o seriedad absoluta.
Me imagino el encuentro entre cuatro que os soleis leer, buen ratito de charla. Casualmente yo también estube visitando Valencia a primeros de diciembre y guardo gratos recuerdos.
Besitos.

La Abela dijo...

¡Vaya con eso de las suegras! que todas no son tan pesadas...
El encuentro me parece genial, así será mas fácil entender y comunicar con los que hasta ahora son solo nombres o alias, ahora tendrás una idea mejor de como son. Un beso

Laura Uve dijo...

Qué bonitos esos encuentros!!

El micro es muuuu bueno...

Besitos!!

Zamarat dijo...

Si es que las suegras... Jajaja!!
Me alegro de que el encuentro haya sido tan fructífero!!
Abrazo!

Citizen_0 dijo...

No hay duda de que es un asuegra en toda regla. No puedes quejarte. Aunque si, es inquietante que desde el lado de los muertos haya cobertura...

Me alegro de que hayas podido conocer a otros microrelatistas en persona. Conocemos una parte en sus escritos, pero siempre nos sorprenderán, seguro.

Un abrazo.

Pablo Garcinuño dijo...

Entrañable encuentro. Aterrador micro! Mucha buena gente en esa foto

maria oliver dijo...

qué bonito, nunca he tenido ocasión de ir a alguna de éstas reuniones de "bloggeros", y la verdad es que entiendo que deba resultar una experiencia muy gratificante...

yo quería mucho a mi suegra, pero no me llama nunca, jajajaja... bueno me mataría del susto!!! aunque si que de vez en cuando hablo en alto con ella...

un besito enorme

Miguelángel Flores dijo...

Qué lujo de café, Ely. Qué gracia poner cara a las letras...

Y a tu suegra no le cojas más el teléfono, que te deje el mensaje del más allá.

Abrazos.

Daviblio dijo...

Muy bonito. Una lástima que siempre esté la suegra dando el coñazo...

Encuentra mi beso!

AGUS dijo...

Elysa, gracias por la entrada. Qué gusto poneros cara y ojos. Magnífica iniciativa en la que se palpla la emoción del encuentro. Genial.

Abrazos.

Carmen dijo...

Jajaja, me encanta el microrrelato. Estas suegras...
Este mundo bloguero te acerca gente maravillosa, es verdad.
Besos,

carlos de la parra dijo...

Grandioso planteamiento, la suegra llamando del más allá. Perramente invencible.
Suegra, dicen que viene de la etimología su-ogra.
Son un filón de oro para relatistas y chistólogos los cuentos de suegras.
A la mía, que en vida fué un ángel de cariño con todos nosotros, más bien la llamaba mi suéter.