Seguidores

martes, 24 de abril de 2012

La foto

Imagen de Google



No puedo entender este misterio, yo estaba durmiendo en mi tumbona playera tan tranquilo y ahora contemplo este paisaje otoñal.
Una idea se cuela en mi mente, no quiero hacerle mucho caso, pero creo que mi esposa tiene algo que ver con este enigma. Últimamente ha estado muy activa, participando en reuniones con sus amigas, algo sobre magia, estudio de las emociones y cosas de esas raras. Hace poco me encontré un vaso de cristal boca abajo en el congelador, dentro tenía una foto de mujer, cuando le pregunté el motivo de semejante desatino, me contestó con evasivas.
Mi matrimonio no funciona, pero mi dejadez es tanta que no seré yo el que haga algo. Sospecho que ha sido ella la que me ha traído aquí, algo se removió en mi interior cuando la sorprendí calentando aquel trozo de plomo en nuestra cocina, eso no es muy normal.
Soy incapaz de moverme, a mi espalda sólo consigo ver una extraña oscuridad,  es líquida, muy negra, como si estuviera viva; por nada del mundo me acercaría a ella. No me atrevo a caminar, no hay nada para orientarse, y estos árboles tan faltos de vida se mueven, estoy seguro, un par de veces por el rabillo del ojo lo he notado. Apenas consigo respirar, tengo miedo, el silencio es opresivo, nada se oye; ni siquiera el susurro de mis sandalias sobre las rojizas y resecas hojas que pueblan el camino. Los latidos de mi corazón desbocado, resuenan de tal manera en mi cabeza que siento que todo el bosque los oye. ¡No aguanto más, sé que voy a gritar!
—¡Mónicaaaaaa, sácame de aquíííííí!

                                                      ***

Las dos mujeres charlan animadamente en el luminoso salón. Contemplan desde sus blancas butacas la playa que se divisa a través de la amplia terraza.
—¿Estás contenta en nuestro grupo Mónica?
—Por supuesto, Mara, pertenecer a este círculo tan especial ha abierto mi vida a un mundo de insospechadas posibilidades.
—Me alegro, y te felicito por el buen gusto con que has decorado este apartamento, aunque…
—¿Qué pasa Mara? Dime…
—Esa fotografía, no sé, encuentro que no cuadra con este ambiente tan veraniego, es tan… otoñal.
—No te preocupes, estoy haciendo uno de los trabajos de magia que me habéis enseñado, en un par de días me desharé de ella.
—¡Mujer, no hace falta que la tires! ¿No es tu marido? Parece estar gritando.
—Sí, es él, y esa instantánea es mi regreso a la libertad.
—¡Ah, ya comprendo…!
Ambas amigas giran su vista hacia la claridad del día, mientras una sonrisa de complicidad se instala en sus labios.



40 comentarios:

Daviblio dijo...

Que le zurzan, no? Jajajaj. A veces es más fácil que cambie todo lo circundante que la persona.

Gracias por traernos tus pequeñas otras realidades.

Un beso!

MJ dijo...

¡Olé! Volvió el lado oscuro de Elysa a la carga.
Fantástico micro, guapa. No le falta de nada; tiene misterio, intriga, sarcasmo, diálogo...

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Esta es una bruja de cuidado...

Besos.

Luisa Hurtado González dijo...

Brujas, más que brujas.
Ay qué mala fama que vamos cogiendo.

Diana de Méridor dijo...

Una imagen preciosa, pero no me gustaría que nadie me enviara ahí con sus artes!
Habrá que tener cuidado, no vaya a ser que quien menos sospechemos entre quienes nos rodean esté haciendo un cursillo de magia.

Feliz día

Bisous

Enmascarado dijo...

Habrá que tener cuidadito con la tal Mónica. Menuda se las gasta, y todo por las amisgorras...
Ya podía haber ido a danza del vientre o a pilates.

Besitos.

Patricia Nasello dijo...

Qué mujer tan terrible, por qué no se marchó y listo?
Por cierto, ando necesitando un curso de magia, uno de los buenos, como éste. Me pasás el correo? jajajaja

Beso grandote, Ely

Laura Uve dijo...

Esa brujería... tan femenina... tan clarividente... tan sutil pese a todo (él merecía algo peor, seguro)...

Muy bueno Elysa...... muyyy bueno.

Besitos!!

Yashira dijo...

Jaja, Elysa pobre marido, no quisiera estar en su piel. Me pregunto qué sucederá cuando se deshaga totalmente de la foto. Madre mía, una brujita de cuidado, sí, creo que me apuntaría a un cursillo rápido para solucionar algunos de mis problemas. Jaja

Besos desde mi mar,

Ximens dijo...

Jo, que miedo me das Elysa, con lo bien que te llevas con mi mujer. Espera, pongo la lavadora, paso la plancha y ahora vuelvo...
La primera parte consigues meternos en la situación (la imagen acompaña), y empezar a temblar. Creo que consigues muy bien hacernos sentir la angustia. La placentera segunda parte ya me mosquea, y claro, las brujas en acción.
Muy divertido. Me encantó ese " mi dejadez es tanta que no seré yo el que haga algo", que define muy bien al personaje.
¡Ah!, por cierto, no hay sitio para ti en mi casa durante la feria del libro, para tu marido, si aún lo conservas, sí.

Xesc dijo...

Inquietante entrega en dos imágenes claramente contrapuestas.

Me gustó el ambiente asfixiante que describes en la primera pero aún me parece más ofensiva la naturalidad con la que se desarrolla el diálogo de la segunda parte. Como si aquello fuera lo más normal del mundo.

De hecho lo es. Ahí radica su naturaleza terrorífica.

Abrazos

alma dijo...

:D Me encanta,me gustan muchísimo el ritmo y la atmósfera y ese humor retorcido y delicioso. Ah, y estoy con Laura V, seguro que se merecía algo peor :)

Besos Ely...

Emilio Manuel dijo...

Toda la culpa la tienen las mujeres, ¿no?, digo yo.

Saludos

Cabopá dijo...

Vaya estilo, casi de novela negra. Me encanta eso del vaso boca abajo en el congelador, ahí, ahí estaba bien..

En cuanto a la ironía del relato me parece fundamental, le das un toque con los diálogos muy personal, un tanto desenfadado¡¡¡a respirar!!!

Besicos,vecina

Citizen_0 dijo...

Vaya si conseguiste erizar el vello. Qué misterio ocultan las fotografías ¿verdad? me encanta la frase célebre de que te atrapan el alma. Tiene muchas connotaciones, es un esquema de imagen muy interesante.

Me ha dejado con el suspense en la mente, muy bien.

Un saludo.

Dorothy dijo...

Ojalá fuera tan fácil como ser brujilla y condenarlos al ostracismo en una foto... Aunque no sé yo si estaría tranquila sabiendo que está siempre ahí.
Fantástico, como siempre Ely.

Un beso

manolo dijo...

Si se ve que no lo quiere bien.

Mira que mandarlo a un paisaje otoñal, estando ahí la FERIA DE SEVILLA, que hoy es su primer día.

Saludos, manolo
marinosinbarco.blogspot.com

Si vienes a mi blog, porfa dime que te parece lo de la FERIA DE SEVILLA, Gracias

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, que aquelarre de brujas tan peligroso. Creo que la rutina del matrimonio se pude resolver de otra forma, incluso liquidandolo cada uno por su cuenta, pero de esta forma es inhumano.

Pero ha gustado la idea, que es muy original y la forma que has resuelto el final del mismo.

A seguir así.

Bessets.

Juan Ojeda dijo...

Claro que sí, los fantasmas de algún modo son fotografías suspendidas en el tiempo... así que siempre hay un embrujo alrededor de las cámaras (que yo en algún momento de mi vida he llamado el "freezer cósmico").

Es admirable la diferencia argumental entre la primera y la segunda parte. Primero la angustia, la sensibilidad a flor de piel en ese hombre perdido en un oscuro sortilegio. Luego la indolencia absoluta de un diálogo entre brujas, que más que placer (si bien seguramente lo tendrán) se ve que tienen una falta absoluta de empatía con la víctima de sus hechizos... Por momentos esto hace correr frío, así como contagia de tristeza la primera parte.

Realmente un texto que se siente dentro de la piel, un enorme abrazo y gracias por compartir este haz de luz.

mariajesusparadela dijo...

Mónica, sácalo de ahí. Porfa, que me da pena.

(autora, pon un paréntesis y ábrele una puerta, que no voy a poder dormir)

Carmen dijo...

Chicas malassss...
Besos,

Miguelángel Flores dijo...

Jesús, qué canguelo. Menudas! Y dices que una foto en el congelador... Y el vaso, de cristal del bueno? o puede ser de la nocilla de toda la vida? Y la foto, carnet? Oye, tú cómo sabes todo esto... Me dejas pensando, y preguntándome...

CDG dijo...

Da miedo y risa a la vez. Vaya con Mónica...me gustó leer a esas chicas tan malas, esa narración tan buena.
Besos, Elysa.

Susana Camps dijo...

Este cursillo avanzado para brujas me interesa, ¿a cómo me lo dejas?
Un beso grande

La Abela dijo...

¡Qué bueno! ese grupo... pelín
rarito ¿no?...Besote

Ana dijo...

Jopé Elysa, qué perversa!
Un beso,
Ana

Adivín Serafín dijo...

Duro el micro, entre risas y charlas una persona se aleja...

Raúl Alvarez Quiñones dijo...

¡Valla!También escribes terror.
Me gusta como lo relatas, me daría miedo ser ese hombre dentro de la fotografía.
Un besazo.

Monica dijo...

¡Ely! ¡Qué relato! Me vi reflejada, jajajaaaaaaaaa aunque no soy tan bruja. O sea, para ser más clara, por ahí tengo el deseo pero no el poder, jajaaaaaa ¡Suerte que mi marido no lee jamás lo que escribo, así que gozo de libertad absoluta. ¿Bastará ese truco del vaso y el del plomo? ¿Se requiere la fuerza de las amigas? ¿Serán necesarias algunas palabras tipo conjuros? Uy, uy, uy, tanta lectura me está haciendo mal, mejor que continúe cocinando y cocinando como antes de los talleres, jajajaaaaaaaaaaaaaa
Te felicito, Ely, cada vez lo hacés mejor.

L.P dijo...

Ely, me encanta leer cada uno de tus relatos, hacen que me sorprenda, que quiera seguir leyendo más.
Me encantó.

Abrazos a cientos de miles

Rosa dijo...

Qué buena eres siendo mala Ely!!!
Me ha encantado, es envolvente, irónico...Buenísimo.

Besos desde el aire

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Bueno, quien sabe, quizás cuando ella rompa la foto él consigue liberarse también...

Un beso Elysa

Katy dijo...

Que misterioso. ¿Le habrá afectado el cuadro tan tenebroso al cerebro? Dejas muchas puertas abiertas a la imaginación.
Fotos, plomo, otoño en verano...
Fantástico
Bss

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Ely querida, leí este micro anoche y me quedó el comentario enredado en el teclado.

Me has sorprendido con el riesgo estructural que asumes, tratándose de un micro. Y me has sorprendido para bien. Me parece muy apropiado el juego entre las dos partes, en que resuelves la desazón de la primera con la satisfacción que produce la venganza que se desvela en la segunda.

¡Muy buen trabajo!

Un abrazo,

Zamarat dijo...

Qué miedo!! Si la Inquisición siguiese... esas dos iban a la hoguera!! Jajaja!

bichoraro dijo...

bueno a saber lo que le ha hecho el marido para acabar así. ummmhhh
un abrazo "brujilla", jajaja.

Sue dijo...

Uff, siempre me acojonas reina.

Un beso.

Antonio Jurado dijo...

Qué tenebroso!

Antonio Jurado de Yo a Vogue y tú a California

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡¡Vaya bichillas!! ja, ja... (pobre, me dio pena, al menos le podía mandar la buena señora un perrito ¿no? Bss

Miguel Urda Ruiz dijo...

Ya echaba yo de menos el lado "tan" oscuro tuyo Ely.

Mezclas las dos partes con una maesría inigualable, provocando la risa y asombro al final.

Genial, que te voy a decir una vez más, pues GENIAL, GENIAL.

Besote

Miguel