Seguidores

jueves, 3 de mayo de 2012

3ª Jornada de Microrrelatos indignados





Mi calle

      En mi calle están rodando una película de terror, aunque no lo tengo claro.  Lo niños van y vienen de los colegios, aplanados, mustios, sus mochilas no tienen nada que guardar. La anciana del tercero B se pasa horas sentada en la terraza delante de la mesa llena de frascos de pastillas,  traga una  tras  otra sin parar y no deja de mirar con desconfianza como si temiera que alguien fuera a robárselas. La separada del cuarto A está montando una tienda de campaña en medio de la acera con cartones y sábanas, sus tres hijos juegan alrededor. Dice que así van acostumbrándose. El del sexto B se ha quedado sin Internet, ya no podemos piratear la señal para ver las películas ni mandar currículums.
     En mi calle están rodando una película de terror, aunque no lo tengo claro. Lo que si sé es que, en la única farola que la alumbra, han puesto una máquina  de turnos para que la gente que hace cola con su cuerda en brazos no se pase y se puedan suicidar en orden.



 
Con este relato participo en la 3ª jornada de la "Primavera de microrrelatos indignados".
Si quieres leer micros de otros autores también indignados puedes visitar estos blog:
La colina naranja y Explorando Lilliput

32 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Ay, ojala fuese peli

Rosa dijo...

Da miedo, mucho miedo Ely...

Besos desde el aire

Arte Pun dijo...

Ely, no sé si recomendarte que te mudes o que no salgas a la calle. Y ese colgarse de la única farola que alumbra, al final se fundirá, y ya sabes, en mantenimiento no queda nadie.

Vaya día con la lluvia de relatos indignados, me están entrando ganas de irme para casa y acostarme, a ver si mañana al menos sale el Sol.

Besos

Ximens dijo...

Así es Elysa. Surrealismo a pie de calle. Destapas una realidad que nos están ocultando: los suicidios que se están produciendo. Tu relato está lleno de imágenes que aterran, pero mientras tanto el pueblo sigue dividido y el poder enardecido.

Karras dijo...

No se si se publicara mi comentario anterior pero por si acaso decía que esto cada vez aunque parezca fantasía es mas cotidiano de lo que nos pensamos. Pero el relato es muy bueno Ely, felicidades por ello. Un besote.

Susana Camps dijo...

Me gusta mucho este terror que entretejes con hilo fino, con detalle bien diseccionado, como ese corte de Internet que impide hasta "mandar curriculums". Es exactamente así: la falta hasta de recursos para poder buscar recursos...
Abrazos

Rosana dijo...

Yo ya conozco dos casos de suicidio en mi zona... la realidad supera a la ficción, no sé si llegaremos al crack de 1929 pero vamos... lo peor aquí es esta pérdida de lo conseguido.


Abracico Ely

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, no es una película de terror y de Berlanga, es la realidad que nos imponen los que nos gobiernan, que no son los políticos, no.

Me gustó mucho la ironía del micro.

Bessets.

La Dame Masquée dijo...

Ay, madame, cuánta desesperanza refleja su magnífico relato. Y sin embargo, el fondo de realidad es realmente aterrador.

Feliz tarde

Bisous

Cabopá dijo...

Una calle muy triste, esa imagen de los niños jugando alrededor de la tienda de campaña con cartones, es muy cruel. La verdad es que da miedo, has reflejado muy bien, muy bien una realidad cercana.

Deberíamos iniciar una campaña de optimismo y hacerle frente a los "crueles" que nos recortan y engañan con imaginación.

Besicos, Ely

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Brutal. Ojalá fuese solo una peli de terror, y no una realidad de terror.

Contundente Elysa :)

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Me parece una calle muy normalita.
Será que vivimos en el terror.

Besos.

MJ dijo...

El panorama de este país es desolador y tú lo has descrito a la perfección, Elysa.

Un beso.

Elena Casero dijo...

Elysa, no sé si es una película de terror o no pero que has retratado la desolación, la tristeza y la derrota a la perfección

Chapeau, Elysa.

Un abrazo

Patricia Nasello dijo...

Hay que atajarlos, Ely: que la indignación no se hunda en depresión, por más difícil que resulte. Que redoble fuerzas para continuar resistiendo!!!!!

Gran micro

Un fuerte abrazo

Sue dijo...

Me gusta.

Solicité información para participar, pero aún no me decidí...

Un beso.

Miguelángel Flores dijo...

Final bestia, de los que me gustan. En la ficción, claro. En la realidad me gustan más los finales no forzados.
Abrazos, Ely.

Fernando Martínez dijo...

BUeno, llego has tu relato, tras visitar unos cuantos y debo reconocer que empiezo a estar saturado, por que me siento cada vez peor, porque cada micro es un mazazo que hace aflorar mis propias miserias, y este tuyo es especialmente duro desde un ritmo literario que casi siento a ritmo de copla, pero de copla negra, que no se si existe tal género.
Un abrazo semidesorientado y compungido.
http://espiralesdetinta.blogspot.com.es/

Katy dijo...

Por su dramatismo si que parece una peli de terror. Lo pasa es que ocurre en muchas calles del mundo.
Como siempre tienes arte para decir mucho con pocas palabras.
Bss y suerte

Yashira dijo...

Elysa una película muy real, me ha impresionado que hagan cola para suicidarse de la única farola. Madre mia, y pensar que como sigamos así, todo lo que describes será el pan nuestro de cada dia.

Besos desde mi mar,

CDG dijo...

Sí que da miedo, sí. Que algún director diga Corten!!Pero no para cortarnos la vida, sino esa pesadilla.
Un beso.
Me gustó.

David Moreno (No Comments) dijo...

Pone los pelos de punta, tu micro y la realidad.
Al menos, que no nos callen.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

mientrasleo dijo...

Fantástico tu micro, gana muchísima fuerza con esa repetición peregrina.
Me ha encantado descubrirte y leerte
Besos

Laura dijo...

Uyyyy. eso de la cuerda para suicidarse por turnos es muy tremendista Elysa. Voy a informarme cuántos ha habido en el último año, aunque las estadísticas barajadas no creo que me sirvan de nada. El panorama de tu calle es desolador. Creo que se necesita una inyección de moral y menos viernes ¡sorpresa!.

Plasmas una realidad que efectivamente : se encuentra a pie de calle.

¡Bien por tí! y por cómo has sabido hacerlo.

Un besote.

ESPERANZA dijo...

Muchas veces la realidad supera la ficción y tus historias de terror son un ejemplo de ello.

Un abrazo,

Gala dijo...

La realidad suele superar la ficcion la mayoria de las veces. creo que todos estamos en medio de alguna escensa de terror en rl mejpr de los casos. Los hay que wstsn en medio del. drama y no sanrua que decirte cual es peor.
Un besito grande mi niña. desde el movil te comento,perdoba las faltas y mis pocos comenrarios, voy a tope en la recta final del insti.

Carmen dijo...

Tristemente hay una realidad que se le parece demasiado...
Besos y mucha suerte!!

La Abela dijo...

Desde luego que esta la gente mas que indignada (eso de l cuerda por turnosss...) buen relato.

AGUS dijo...

Buf, durísimo. Por la historia y por la forma - el tono - en el que narras. Brutal.

Abrazos.

Miguel Urda Ruiz dijo...

Escalofriante, Ely, pero real como la vida misma.

La realidad supera la ficción ¿acaso cabe duda sobre esto?

Miles de escalofriantes besotes

Miguel

Pablo Garcinuño dijo...

Aterrador futuro el que dibujas, Elyely. Gran y estremecedora historia.

Odys 2.0 dijo...

Esa calle se parece cada vez más a la de todos, al menos a la de todos los que no vivimos tras los muros de urbanizaciones privilegiadas donde se sirven cócteles a la hora del telediario...

Besotes.