Seguidores

martes, 8 de mayo de 2012

Una de difuntos

Imagen de Google


—¡Hola, buenos días! ¿Hay alguien ahí?
—…
—¡Hola…!
—…
—Necesito hablar con el difunto señor Carrasco… sé que está ahí…
—¡Yo soy Carrasco…! ¿Quién pregunta por mí?
—¡Buenos días, señor Carrasco! Soy Ernesto Criado agente judicial del juzgado número 3. Estoy aquí para hacerle entrega de una orden de desahucio…
—¡Pero que dice usted…! ¿Desde cuando se desahucia a los muertos…?
—Mire usted, señor Carrasco, aquí puede leer la orden del señor juez…
—¡Pero hombre…! ¡Qué orden… ni…! ¡Qué quiere que vea! No se da cuenta que a mí no me quedan más que los huesos, con qué quiere que lea…
—¡Uy, disculpe…! Es cierto, pero no pasa nada, no se preocupe, yo se lo leo…
—¡No necesito que me lea nada! ¡Lo que tiene que hacer es irse con viento fresco y dejarme descansar en paz…!
—Pues lo siento, Señor Carrasco pero eso no va a poder ser. En cumplimiento de la orden emitida por el señor ju…
—¡Pero que orden ni que leches en vinagre…! ¡Pero esto qué es…! ¡Desde cuando se molesta a los muertos en este mundo…!
—No se altere usted así…
—¡Qué no me altere, qué no me altere…! ¡No, si le parece me pongo a cantar por soleares…! Mire, me vuelvo a mi nicho y ahí se queda…
—Bueno, usted verá, yo solo vengo a comunicarle el desahucio, tiene usted siete días para dejar libre la tumba. En caso contrario al acabar el plazo me veré en la obligación de presentarme aquí junto con efectivos de la policía para desalojarle, por la fuerza si es preciso…
—¡Pero, hombre, por Dios…! Sabe lo que me está diciendo, ¿dónde se supone que voy a ir…?
—¡Ah, eso no es de mi incumbencia…! Tiene siete días para abandonar su tumba o abonar las cantidades adeudadas y sus correspondientes intereses…
—¡Está usted loco! ¿De dónde cree que voy a sacar yo dineros? ¿No ve cómo estoy? Soy todo huesos ¡Pero a dónde hemos llegado, es que ni muertos nos quieren dejar de exprimir…!




—¡Ay, ay… pero que fulano más malaje…! ¿Qué voy a hacer con mis huesos…?
—¡No te preocupes, Carrasco! Casi todos los muertos del cementerio te apoyamos…, los de los panteones son los que no han querido colaborar…
—¿Pero qué vais a hacer vosotros… si estáis tan difuntos como yo…?
—¡Tú, tranquilo! Hemos montado una plataforma de afectados por los desahucios del cementerio y el día que vengan a desalojarte les vamos a dar un buen recibimiento. Para empezar los vamos a recibir a huesazo limpio, ya verás…

42 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Ja, ja ja, con qué humor te lo tomas, pero no parece tan lejos. Lo que pasa es que les vamos a tener que desalojar los vivos, de hecho ya se hace, no?
Abrazos

Katy dijo...

Menuda ocurrencias tienes. La realidad supera la ficción. Ya se hace sin consentimiento de los muertos, si no pagas te ponen con todo el cariño en una fosa común.
Genial lo tendré en cuenta. Bueno no, que me voy a incinerar y ocupo menos.
Bss

Sara Lew dijo...

Muy gracioso ese agente judicial con dotes de medium. Por lo menos le avisa...
Genial, Elysa. Me ha encantado.
Un abrazo.

Luisa Hurtado González dijo...

Por lo que sea esto me ha recordado tu autoepitafio de esta navidad: tienes unos muertos de los más solerosos y charlatanes, unos zombis simpáticos simpáticos.
Un beso, Luisa

Ximens dijo...

Cuando la ironía alcanza la crítica nos hace reír pero nos llega más adentro. Destaco el buen uso que haces del diálogo. Me ha gustado mucho las pausas iniciales, ese no contestar. Y así es Elysa, mucho me temo que en día de la resurrección de los muertos se inventó en un último intento de cobrar la última letra.

TORO SALVAJE dijo...

A más de alguno ya lo han desahuciado porque sus descendientes dejaron de pagar el nicho.

Besos.

MJ dijo...

Eres la caña, Elysa. Me he reído un montón con este disparatado diálogo.
Me temo que cuando vayan a desalojar al pobre Carrasco, les van a llover huesos que les harán 'pupita'.
Gracias por estas sonrisas. Son impagables :-)

Un besote.

Miguel Urda Ruiz dijo...

Ely, con este relato das a ideas a los políticos. Lo único que ello no serán capaces de esbozar una sonrisa como la consigues sacarnos con tus letras.

Besotes

Miguel

Patricia Nasello dijo...

Empecé a leerte a plena sonrisa, luego...
Como van las cosas, dudo que falte mucho para este horror.

Llegado el caso, también yo estaré hueso en mano!!!

Beso grandote

Mar Horno dijo...

El fémur es el hueso más contundente para dar mamporrazos, pero claro, uno pierde movilidad. Qué micro más fresco y divertido, el diálogo genial, pero tras de si nos deja un regusto más que amargo. Un beso.

Enmascarado dijo...

Simpatía y sarcástico humor negro...está bien Ely.
Dicen de los andaluces, que nos reimos de nuestra propia sombra, por lo que veo tú te dedicas a captar y evangelizar nuevos andaluces. jajaja

Besitos

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

:) Así, así, a huesazo limpio hay que recibirlos ¡sííí!

Me encantan tus diálogos, y estos de ultratumba te han quedado geniales.

Yo también hablé del tema ayer en mi post, ya lo verás :)

Un beso.

Torcuato dijo...

:-)
Se me ocurre que el tal Carrasco se podría instalar en la casa del "desahuciador" y atormentarlo el resto de sus días.

Un besico, Elysa

La Dame Masquée dijo...

Madame, me carcajeo y a lo grande leyendo las tribulaciones del pobre muerto, pero al mismo tiempo me preocupa que haya dado usted ideas a los que siempre se quedan con todo. Espere a que se den cuenta de que también nos pueden quitar las tumbas!

Feliz tarde

Madame

Bisous

Sandra Montelpare dijo...

Genial! genial! Realidad y ficción entrelazados en este diálogo con todos los condimentos.
Veo a veces unos carteles pegados en los nichos en llamativo amarillo y negro "Vencido" con sello y membrete del cementerio. Faltaría que nos desalojen del más allá y estamos fritos.
Me encantó, Ely! Saludos van!

Carmen dijo...

Que cuenten conmigo en esa plataforma!! Pobre Carrasco... con los huesos a otra parte!
Besos,

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, tu relato representa bien la realidad en la que vivimos. Donde cualquier "muerto de hambre" puede ser desahuciado de su casa y despojado de su dignidad por mandato judicial. Solo nos queda el pataleo de unos cuantos, pero no es suficiente. Hay que hacer más.

Me gustó la ironía del micro.

Bessets.

alma dijo...

Jjajaja...Estos de los panteones... que tíos...genio y figura hasta la sepultura, está claro :D

mariajesusparadela dijo...

Siempre ha habido clases: con lo fácil que les sería a los de los panteones, que están más arriba, apedrear a los desahuciadores...

Juan Luis López dijo...

Me has sacao una sonrisa...con lo duro que está el tema...

Un abrazo eres un sol que calienta y hace que nos pongamos en marcha!!!

y un beso, ele!

Laura Uve dijo...

Primero me río...porque el relato es gracioso a rabiar.

Luego frunzo el ceño porque describes algo tan real que da coraje...

Besos..... entre la risa y la indignación!!

Cabopá dijo...

Bueno, bueno, muy bueno...
¡Dejad lo huesos descansar en paz!

Tus diálogos son geniales amiga.
Besicos

CDG dijo...

Qué bueno es reír y pensar a la vez. Lo consigues con ese micro donde hasta el lecho de nuestros huesos tiene prisa por ser de otros, cosas del ruido del dinero...Con vivos así, dan ganas de creer en los muertos.
Muy bueno, Elyely.
Un beso.

Arte Pun dijo...

Eso, Ely, tú da ideas, que ya verás. Muy gracioso el relato, gracias por poner humor entre tanto suspiro. Un beso Ely.

Xesc dijo...

¿Será esa la solución?
A golpe de fémur limpio.

Y los de los Panteones a lo suyo. Veo que en el cementerio también hay diferencias de clase y poca solidaridad. ¿Qué tal si se hace ocupa el Sr. Carrasco?

B7s

Karras dijo...

Es tan genial el relato, pero tan genial que empezando por el nombre se me han puesto los pelos como escarpias jajajaj. Si me van a venir a desahuciar cuando esté en los huesos creo que va siendo hora de dejar la dieta dukan jajaja. No te puedes imaginar lo que me he reido, y al mismo tiempo me ha dado miedo no te creas. Un beso.

Dorothy dijo...

Pues eso, que aunque nos riamos mucho con Carrasco, los cementerios están llenos de Carrascos a punto de ocupar la fosa común porque la economía de los vivos es la que está bien muerta.

Un besazo

Raúl Alvarez Quiñones dijo...

Ya ni muerto se puede descansar, pero lo mejor que se puede hacer es recalificar el cementerio y hacer un campo de golf.
Un besazo princesa.

Rosa dijo...

Es que eres genial!!! Me encanta Ely.

Besos desde el aire

Reyes dijo...

Podrían hacerle sopa de huesos al agente de los cojones.
Y que el juez la degustara,también.
besitos,Elysa.

Miguelángel Flores dijo...

Qué divertido, Ely. Has escrito una crítica fina, irónica y cascabelera. Qué bueno, Ely, qué bueno.

Un abrazo.

Adrián dijo...

Si es que, con la que está cayendo, hasta los muertos se levantan de sus lechos. Lo único que nos falta es que legiones de zombies cabreados tomen las ciudades.

Un abrazo.

maria oliver dijo...

Pues te vas a reir... pero a mi abuelo estuvieron a punto de mandármelo en una bolsa por que la tumba donde estaba enterrado era creo que de su abuelo, así que habían pasado los años estipulados para que perdiéramos el derecho de su nicho a no ser que renováramos toooodos los papeles... un follón de cuidado... jajajajaja... al final no hubo problema, pero vamos, qué recuerdos me ha traído tu relato!!!!

un beso

Humberto Dib dijo...

No hay nada mejor que quitarle ese halo oscuro a la muerte, después de todo es uno de los hechos más cotidianos que existen.
Me encantó.
Un beso enorme.
HD

Susana Camps dijo...

Desde luego, esta muerte en zapatillas es muy tuya. Me encantan tus diálogos, ya lo sabes. Sobre todo, los detalles humorísticos con que sabes salpimentarlos.
Abrazos fuertes.

Laura dijo...

Bueno, Elysa, muy bueno, destila humor e irrealidad a partes iguales. O espera... o ¿realmente este era otro recorte de los viernes? ... es que ya ni los muertos van a estar tranquilos!!!.

Un besote, Elysa, y que los difuntos sigan peleando y armándose de buenos huesos.

Odys 2.0 dijo...

Delicioso, irreverente y patafísico, y tan pegado a la realidad.

Besos.

Daviblio dijo...

Ya te digo muchas veces que me encanta tu humor negro comprometido.
Hasta los huesos nos meteremos a defender a los sin-tumba!

Besos!

Katy dijo...

Hola Ely.

Estoy sin ordenador. lo tengo averiado. así que estoy trabajando un ratito desde la casa de una amiga y no puedo abusar:-). Perdona si no me paso hasta que esté arreglado.
bss y buen finde

Pablo Garcinuño dijo...

je, je... muy gracioso! Por lo menos gracioso hasta que se convierta en realidad! Un abrazo

Laira dijo...

Todavía estoy riéndome, es muy bueno.
Quién sabe, lo mismo pasa esto algún día no muy lejano, y no me extrañaría nada en absoluto...
Besos.

Miguel Vidal dijo...

Supongo que se trata del movimiento quincementerio