Seguidores

miércoles, 31 de octubre de 2012

Diario de Julia: Halloween

Imagen de Google



He decidido salir a matar, creo que me merezco un pequeño capricho, al fin y al cabo es Halloween.
Recorro las calles envuelta en el ambiente festivo, aquí y allá grupos de personas disfrazados para la ocasión se dirigen a las fiestas que se han organizado por toda la ciudad.
Sonrío, no necesito ocultarme, soy bastante fea y me gusta vestir de negro, si alguien se fija en mí, probablemente pensará que llevo un buen disfraz de bruja.
Camino buscando una victima, necesito sentir el cosquilleo que me lleve hasta ella, sé que en algún momento aparecerá.
La luna llena ilumina todo creando un ambiente adecuado a la celebración. La voz dura y desagradable me hace girar, al fondo de la calle un tipo vestido de Drácula zarandea con dureza a una pequeña figura disfrazada de Vampira. El hombre da una fuerte bofetada a la mujer, acaba de asegurarse el siguiente puesto en mi lista de asesinatos.
La vampiresa corre cegada por sus lagrimas, se pierde entre la multitud, el espécimen camina mascullando unas palabras, anda ligeramente bamboleante. Mi mano acaricia posesivamente el cuchillo dentro del bolso, ¡Dios! ¡Qué bien me siento! Todo se está conjugando para que mi celebración sea perfecta.
 El individuo se aleja del bullicio, deja atrás la calle principal y enfila hacia los callejones del barrio antiguo. Se tambalea, ha tropezado con su ridícula capa y la recoge entre sus brazos, ardo en deseos de hundirle mi arma, pero me contengo, todavía pueden verme. No importa, cuanto más dura esta persecución, más placer me proporciona.
Cada vez está más oscuro, la estrechez de las calles impide que la claridad de la Luna llegue hasta nosotros. El muy imbécil sigue murmurando, no entiendo nada de lo que dice. ¡Mierda!, exclama, ya me he vuelto a equivocar. Se ha metido en un callejón sin salida, y cuando se vuelve, ahí estoy yo. ¿Qué hay guapa?, masculla. Este tío es idiota, sonríe como un tonto cuando aparece mi cuchillo y sigue sonriendo cuando se lo clavo en el pecho. No he buscado su corazón, no, quiero que dure un tiempo, su cara adquiere una expresión de incredulidad y como el moribundo que ya es, solo alcanza a decir: anda pero si no es de pega, me has matado. Definitivamente este Vampiro es un cretino que no merece más tiempo y acabo por arrastrar con fuerza la empuñadura hasta llegar a la altura de su corazón. Lo veo caer como una marioneta a la que han cortado los hilos, y queda tendido sobre su capa, del mismo color que la sangre que ya se desliza hacia la cloaca. Algo llama mi atención en su boca abierta, la risa me surge espontánea, ya tengo souvenir de esta noche: sus dientes de falso vampiro.
 Me fundo con la oscuridad mientras emprendo el regreso a casa.  ¡Feliz noche de Halloween!

35 comentarios:

Ximens dijo...

Julia ataca de nuevo. Mucho tiempo apartada del oficio. Da gusto acompañar a esta asesina social que limpia el mundo de estúpidos. Revisa ese exclama. Buen precalentamiento para esta noche de miedo. ¿Cuántos lleva ya Julia?.

Carmen dijo...

Por suerte la locura de Halloween se nos pasa y vuelve la cordura...
Besines,

Sara Lew dijo...

Halloween es para ella una excusa, ese empujoncito que el faltaba para a matar una vez más.
Y parece que Julia se mimetiza bien en ese ambiente tan monstruoso.

Un abrazo.

Ana dijo...

No conocía a esta amiga tuya... Julia. Cuentan las malas lenguas que tiene un historial bastante sangriento.

Buenísimo relato de noche de brujas. Me encantó.

Besos!

Enmascarado dijo...

Pobre Julia, no necesita ni disfraz. Así va, en su salsa degollando chupasangres de pacotilla.

Besitos de Halloween.

Pablo Vázquez Pérez dijo...

Buenísimo y espeluznante, sobre todo porque consigues hacerme empatizar con la protagonista. Me ha ido metiendo frase a frase en ese final. Qué relato más bueno para el día de los difuntos o para cualquier otro día. Un abrazo.

Miguel Ángel Page dijo...

Me parece un gran relato para halloween. Lo que más me gustó fue la estupidez del tipo en lo de "anda si no es de pega", creo que es toque de humor y de ridículo presente en la atmósfera da fuerza al resto.
Un saludo

Alma de Adra dijo...

Por un momento pensé que los dientes iban a ser de "auténtico vampiro" :D Aunque claro, entonces Julia, ya la echábamos de menos, habría necesitado una bala de plata

Un beso

Yashira dijo...

Ely estupendo tu relato para esta noche. Consigues que nos metamos en la piel de Julia, y casi, casi, nos alegramos de ese final, por estúpido el tipo...

Un abrazo,

CDG dijo...

Julia, Julia...ganas de sangre, cualquier excusa es buena.
Me gustó el tono, el fondo y la forma irónica.
Un beso.

Susana Camps dijo...

Es innegable que tiene oficio. Eso de clavar el cuchillo lejos del corazón para que dure, pero luego arrastrarlo... uf, menuda pieza.
Feliz Halloween, o lo que quede de él. Besos

Dorothy dijo...

A ver si por culpa de Julia van a pensar que todas las que no necesitamos disfraz en Halloween somos unas asesinas sangrientas. De todas maneras, el vampiro parece bastante cretino, no me da mucha pena, la verdad.

Besines

mariajesusparadela dijo...

Estuve hasta el último momento desconfiando: creí que la sorpresa se la llevaría ella. Pero, mira, me la llevé yo.

Raúl dijo...

Hay gente que por sus actos es carne de muerto. Justicia satánica.

Laura dijo...

Ay! Elysa, que hoy no me concentro. No puedo leerlo, porque tengo otras cosa en la cabeza ...un hecho insólito que quiero compartir contigo en mis palabras.

Ay Ely, que ... estoy nerviosa...y soy un terremoto cuando me pongo así. Te leo luego, ¿vale?. BESOS.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Cuánto tiempo sin Julia! Me doy cuenta ahora, al verla regresar.

Siempre he disfrutado de sus andanzas, Ely, ya fuera en relato o en micro. Comparto con ella el criterio de justicia.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

Me cae fenomenal esta Julia justiciera. Humor negro del bueno, por los cuatro costados.

Abrazos sonrientes.

Isabel Barceló Chico dijo...

Buenísimo ely. Así me gusta, una vampira vengadora... Besazos.

Katy Sánchez dijo...

Ay mi querida Ely este no ha sido unos de mi preferidos. Aunque reconozco tu genialidad las de terror no me van, aunque no sean de verdad tampoco:-)
Bss

Odys 2.0 dijo...

Me suena esta Julia sociópata, creo haber leído algún relato suyo en otra ocasión. Espero no encontrármela un día por la calle :-)

Besos

Zamarat dijo...

Y adiós al vampiro desconsiderado!!
Genial, como siempre.
Abrazo!

Cari Jiménez dijo...

No vas descaminada... seguro que a diario hay gente que le gustaría poder esconderse en un halloween como el que has descrito, seguro que sí... estupendo... Bss

maria oliver dijo...

en tus relatos la sorpresa llega en bucle, todavía no me recupero de una y ya "atacas" con otra...

pobre vampiro falso, menuda es "la Julia"

un besito enorme

(qué mal lo paso leyendo cosas de miedo, de verdad!!)

TORO SALVAJE dijo...

Eso es celebrarlo a lo grande eh?

Vaya, vaya...

Besos.

mientrasleo dijo...

Me ha encantado, espeluzencantado!!!
Que pena haberlo leído de día...
Besos

La Dame Masquée dijo...

Pues me engañó usted, madame, porque pensé que el vampiro resultaría auténtico! Vaya, en Halloween nunca se sabe :)

Feliz día

Bisous

virgi dijo...

Una festividad con todos los requisitos. Y por lo que leo en los comentarios, Julia ya es una experta.
Bueno, viendo el detalle del cuchillo ya podía imaginarlo.
Besos

Karras dijo...

Y la verdad querida Ely es que no se por qué no me ha dado ninguna pena este tío. Es más he sentido placer en su ejecución. ¿Será la influencia de Halloween?. Un besazo.

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, aterra y seduce un personaje como Julia, una heroína al estilo Charles Bronson, que imparte la justicia a su manera. Fascinante como describes el asesinato y ese escenario tan conocido en estas fechas de disfraces.

Muy bueno.

Bessets.

Laura dijo...

No me lo perdí. El caso es que lo leí, pero tuve una noche de halloween tan tremendamente hiper-activa que no debí pulsar a "publicar en el comentario".

A mi tu Julia me dio miedo. Casi mejor no cruzármela Elysa. un final rotundo.

Besos a destiempo por culpa mía...

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Así que hay una justiciera en la ciudad. Y se llama Julia. Vaya, vaya.
Un saludo.

Arte Pun dijo...

Me gustó tu noche de Halloween, perfectamente ambientada, mezclando realidad y ficción. Donde esté la sangre real que se quiten los botes de pintura.

Besos Ely.

Daviblio dijo...

Haces de lo tétrico algo gracioso. Tienes un Don. Sigue exprimiéndolo, aunque salga un zumo de color rojizo fuerte...

Besos!

Sandra Montelpare dijo...

No puedo dejar de simpatizar con Julia. Ya sé que no está bien pero es que está tan bien contado. Y lo achuró nomás! Sospecho que este no será su último capricho...
Saludos admirados, Ely!

Miguel Urda Ruiz dijo...

Solo comenzar a leerlo empece a pensar como transcurriría toda la acción.

Tremenda, Ely. Lo que pasa por esa cabezita de vampira, pero eso sí me has sacado una sonrisa y sobre todo hecho disfrutar con esa noche de Hallowen con sabor a ti.

Besotesssss gigantessss