Seguidores

martes, 9 de octubre de 2012

Historia del viento de otoño

Imagen del blog "esta noche te cuento"



Cuentan que cuando sopla el viento de otoño, desde el mar se oye la voz. Es entonces cuando las mujeres del lugar atan con cadenas y candados a sus hombres. Tan vehemente es el canto, que todos los varones que se encuentran cerca de su influjo se vuelven locos de pasión. Ciegos y sordos a todo lo que no sea el llanto herido de ella, se lanzan sin pensar al mar. Pocos subsisten en las frías aguas, angustiados por encontrarla son incapaces de volver a tierra.
Él acudió atraído por las historias que hablaban de la mujer envuelta en llantos de ausencia. Por mucho que preguntó nadie supo decirle donde encontrarla, por eso esperó sentado en la playa, la paciencia era su única compañía.
Dice la leyenda que ahora es él quien llama y cuenta a todo aquel que quiera escuchar su diálogo insensato, que la está buscando, que la esperará mientras conserve la vida. Sabe que en algún momento ella volverá, con el fruto maduro que engendró en su vientre.




Con este texto he participado en el concurso mensual del blog “esta noche te cuento” y ha sido uno de los mencionados junto a otros micros que podéis leer aquí.

¡Muchas gracias!



34 comentarios:

Ximens dijo...

Felicidades, Elysa, por esa mención. ya te comenté allí. Es bonito pero no llego a captar el sentido de la leyenda, será por mis vientos de invierno.

Miguelángel Flores dijo...

Felicidades, Ely. Creo que te lo comenté allí. Este mes los había muy buenos. Muchos me gustaban, entre ellos, el tuyo.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Cantos de sirena que solamente se solucionan con cera en los oídos y atados al mástil los de limpios oídos.
Pero la versión del llanto de mujer abandonada y de hombre desesperado por haberse ido, es preciosa.
Ponle nombre, lejos de Ulises, aunque el amor de Penélope también era doliente.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Al leerlo me dí cuenta de que cuando lo publicaste allí me lo había perdido, así que me alegro mucho de que lo hayas traído hasta aquí.

Dicho lo cual, ¡enhorabuena por la distinción, Ely!

Has acertado de pleno en la elección del tono para esta historia intimista, con tintes de leyenda.

Sabes cuánto nos alegramos.

Un beso.

Fran Rubio dijo...

Felicidades Ely.
Una buena historia contada por una buena contadora de historias. Como bien indica Pedro, a destacar el tono que utilizas.
Es una alegría para mí figurar en la misma lista que tú.
Un besote

Enmascarado dijo...

Felicidades Ely, ya te lo comenté allí. Me gustó tu leyenda de busqueda a destiempo, muy a lo "Romeo y Julieta", pero con la esperanza abierta.

Besitos

Laura Uve dijo...

Soy una fan tuya, de tus relatos... Es muy hermoso y le has puesto un título redondo.

La pasión es un remolino que arrastra, tú lo has expresado muy bien.

Felicidades!!

Laura dijo...

Enhorabuena Elysa, allí dejé mi comentario de felicitaciones para todos vosotros, que hoy particularizo sólo en tí por este micro con viento de ...otoño...como no podía ser de otra forma. ;)

Un besote y un aplauso.

Nicolás Jarque dijo...

Ely, ¡Enhorabuena por la mención! Es un relato que difumina leyenda hasta convertirla en una nueva, en la que con la mezcla nacerá un fruto nuevo, que veremos si será leyenda.

Me ha gustado como has escenificado el paisaje y todo lo que se remueve alrededor.

A seguir así.

Bessets.

Carmen dijo...

Muchas felicidades, Elysa!! Lo releí en alto y esto solo lo hago cuando un texto me gusta mucho...
Besos,

Alma de Adra dijo...

"Que nadie me ate cuando las sirenas canten" creo que decía asi, es una de mis canciones favoritas de el último de la fila...Un beso, Ely y felicidades

L.P. dijo...

Querida Ely, reinventas la leyenda con arte y maestría.
Precioso. Digno de mención y algo más.

Es un gustazo leerte.

abrazossss

Isabel Martínez Barquero dijo...

Enhorabuena, Elysa.
Es una recreación preciosa de la leyenda clásica de los cantos de sirena. O más que recreación, parte de la Odisea para arribar en otra historia distinta y muy hermosa.
Un abrazo risueño.

Mei Morán dijo...

Felicidades por la mención!
Un abrazo

Karras dijo...

Mi querida Ely. Me inclino ante tu ingenio. Todos los relatos que he leido tuyos me parecen a cada cual mejor. Lo que daría por tener tu talento querida amiga. Mil besotes.

Dorothy dijo...

La imagen de las mujeres atando a sus hombres para que no se vayan al mar me ha encantado.

Un besazo

Cari Jiménez dijo...

Y así surgió la leyenda... Bss

Cortacuentos dijo...

Buen micro, buen reconocimiento, buena autora,... buena suerte para los que resten.

Una perta.

CDG dijo...

Una leyenda dentro de otra, unos vientos peligrosos.
Y una narradora que lo cuenta como si tuvieramos que temer esos cantos, esos gritos: demasiada pasión mata.
Un beso.

Susana Camps dijo...

Enhorabuena, ya te comenté allí que me gusta muchísimo esta leyenda con inversión de intenciones. Merecida mención.
Abrazos

Isabel Barceló Chico dijo...

Precioso, preciso y poético. ¡No se puede pedir más! Enhorabuena por esa selección. Un abrazo, querida amiga.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Felicidades por el reconocimiento. Ha escrito usted con muy pocas palabras un gran relato.
Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta ese viento mágico.
No el que ahí ahora por las calles.

Besos.

Sandra Montelpare dijo...

Un cuento con conexión directa a sirenas. Felicitaciones por la mención y me encanta ese tono intimista que lográs. Saludos siempre admirados!

maria oliver dijo...

No me extraña la mención Elysa... qué bonito!!! si es que me dan ganas de sentarme junto a este hombre y escuchar sus historias!!!!

sigo impresionada por tu magnífica biblioteca!!!!!!... al lado de la tuya la mía no llega ni a medio granito de arena :(

un besito enorme

Humberto Dib dijo...

Muy bueno, Ely, una historia entre triste y tierna.
Un beso enorme.
HD

Ana Crespo Tudela dijo...

Me gusta la melancolía que destila.
Un beso
Pdt: Ely, revisa los acentos del relato, te has comido alguno.

Gala dijo...

Felicidades mi niña!
Tienes un arte con las palabras!! jolines me encantó el final... nos haces entrar en la historia y luego ese giro, cuando todo parece perdido, cuando solo queda la espera, la unes a la otra espera, la materna.

Oye! que genialidad!!

Felicidades de nuevo por la mención.

Besitos gordos y mediterráneos.

PD: gracias por tus palabras para conmigo. Aunque no he estado mucho por estos lares, porque no me siento con fuerzas ya voy mejorando a poquitos... en nada estoy de vuelta y oliendo todo lo que se me ponga al paso. Menuda soy yo!!

;)

Raúl Alvarez Quiñones dijo...

Precioso Ely
Un besazo.

ESPERANZA dijo...

Que magnifico relato, Elysa, no me extraña que haya llegado a las menciones.

Un abrazo,

Zamarat dijo...

Estupendo, como siempre!! Abrazo!

Margary Gamboa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katy dijo...

El canto de las sirenas que tanto a atrae a ciertos hombres.
Como siempre estupendo
Bss

Miguel Urda Ruiz dijo...

Un toque de leyenda para dejarnos con la boca abierta, tanto de ilusión como de saber más de la historia.

Besote gigante