Seguidores

miércoles, 19 de junio de 2013

Frustración

Imagen de Google



Desde hace un tiempo lo encuentro sentado en la cabecera de mi cama, mirando con autentico interés cada vez que estoy en plena vorágine sexual. Cuando me noto a punto de llegar al bendito orgasmo por mucho que cierre los ojos allí está él, contemplando fijamente y con curiosidad científica cada uno de mis gestos. He intentado hacerle entender que así no hay manera, que me está creando una intensa frustración con su presencia. Alega que ese es su trabajo, protegerme durante todas las horas del día. Me dice que se asusta mucho cuando me oye gemir con tanta intensidad y  que le preocupa que nombre tanto a Dios en esos momentos. Le he explicado que eso son palabras que se dicen sin reflexionar, pero no hay forma, sigue en sus trece, apareciendo. No sé, pero estoy empezando a pensar que me ha tocado un ángel de la guarda pervertido.

24 comentarios:

Miguel Ángel Page dijo...

Lo veía venir, pero no por ello deja de de ser ocurrente y agradable en su lectura. Ángel voyeur... jeje.
Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

¡Genial, ely! Debe ser un espanto que te toque uno así... Ja, ja. Besazos.

Dorothy dijo...

Jajajajaja... ¡Te entiendo tan bien! Esa idea de los ángeles de la guarda o la de que los que ya no están nos cuidan y nos ven desde arriba es algo que siempre me ha puesto un poco nerviosa. No sólo por ese momento del que hablas, sino también por otros muchos en los que no quieres que te vea nadie.

Genial, como siempre.

Un besazo

Mei Morán dijo...

Ja, ja. Me ha hecho acordarme de una amiga. Su tía, muy beata, la perseguía en sus fantasías eróticas, con santos, cruces etc. Al final decidió integrarla, con todos los signos y emblemas.
Saludos Elysa

Cabopá dijo...

Como siempre creas una atmósfera tan impresionante que se desea (sin gemidos) llegar hasta el final

Bueno no, muy bueno
Besicos, amiga.

mpmoreno dijo...

¡Qué pesado he indiscreto! ¿le gusta el voyeurismo?
Saludos Elysa

Paz Monserrat Revillo dijo...

Pues si , debe de ser muy molesto tener un ángel de la guarda tan cotilla y tan cumplidor de su deber jaja.
Aunque en parte se comprende, se debe de aburrir con el sexo de los ángeles, supongo.
Muy buena idea, Elysa.

Zamarat dijo...

Ayy!! Ese ángel de la guarda...
abrazo!

Yashira dijo...

Jajaja Ely, que buen micro, a veces he pensado en esas cosas, en si estaba mi angel de la guarda o lo que fuese ahí, mirando, jajaja, el tuyo si que salió perverso, sí.

Un abrazo. Y déjalo mirar, puede tener su punto...

karras dijo...

¿No será que lo vives tan apasionadamente que te transportas al cielo?. Un beso.

Pablo Vazquez Perez dijo...

Son un incordio, los ángeles.
Por cierto, cuando publiques tu libro monográfico sobre los ángeles, seré un cliente seguro. Son magníficos tus micros sobre seres con alas. Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Esta claro que tus ángeles de la guarda y los míos son un tanto particulares, Ely.

Me gusta mucho este micro, por su planteamiento, por su ritmo y por la buena dosis de humor y -¿cómo negarlo?- ese cierto escalofrío que me recorrió la espalda al imaginarme en la situación.

Un beso.

CDG dijo...

Como se ha dicho, se veía venir (en mi casa por la fotografía), pero aun así, el relato tiene suficiente fuera como para que nos arrastres sin dificultad hasta el final.
Me gustó.
Un beso.

Ximens dijo...

Si no fuera porque ya sabemos quién es el mirón se requiere doble lectura para disfrutarlo (jeje). Se lee muy bien, está muy bien escrito. Qué quieres que te diga que no sepas.

Anónimo dijo...

Seguro todos tenemos mirones invisibles; pero el tuyo se materializó. De horror, de por sí no es tan fácil la concentración en el acto.

Felicidades Elysa.

Eli

Sue dijo...

Jaja, un poco sí, pero teniendo en cuenta que los ángeles no tienen sexo a lo mejor solo es curiosidad de ignorante...

Un beso.

MariCari, la Jardinera fiel dijo...

.. mientras no te toque las tetas!! Bss

Aurora Ruá dijo...

Muy bueno, Ely!
Qué entrega! (La del ángel haciendo su trabajo, quiero decir...)

M. dijo...

Muy bueno. Adiviné el desenlace a media que las líneas se iban sucediendo, pero no le ha restado ni un ápice de frecura.
Me ha encantado Elysa.

Un abrazo.

L.P. dijo...

En la primera leída me ha dejado boquiabierta este micro, y ahora leo el comentario de Ximens, dice que en la segunda lectura se disfruta más y se sabe quién es el mirón, así que voy a leerlo de nuevo, pero que conste que con una leída me ha encantado.

Abrazos gigantes

RAMÓN dijo...

Nunca supe si odiaba a esos seres, incorpóreos, etéreos, capaces, en su omnisciencia, de espiarlo y conocerlo todo.... o si, por el contrario, hubiera querido ser uno de ellos...
Pero sí sé que el mero hecho de que pudieran estar ahí me resulta inquietante...(ya de pequeño me daba repelús oír aquello de ¡¡¡angelitoooo!!!)... Pero, en fin, puestos a ser.... yo al "pervertido" ese le diría que menos mirar y más hacer... Y qué descanso terminar y, mirándole a los ojos, decirle... ¡Chico has estado DIVINO!!!!

Jorge Luis Guillén dijo...

Que problema, mi querida Ely... Al parecer existen Ángeles que toman muy en serio su trabajo.

Raquel G dijo...

"no pronunciarás el nombre de tu dios en vano"...y el ángel sin entender mucho de emociones carnales creyó que era en vano, tendrás que disculparlo ely ; ) Muack

senddero dijo...

He lanzado una carcajada que me llena de alegrìa. Tu micro es la culpable... Abrazos de senddero.wordpress.com