Seguidores

sábado, 1 de junio de 2013

III Megaquedada microrrelatista



Hoy os muestro  el micro “tuneado” que me correspondió en el sorteo de la III Quedada Microrrelatista. Me explico, una vez al año nos juntamos en Madrid, algunos “loquitos”, este años más o menos unos setenta y tantos largos, del microrrelato. Es una manera de poner cara y voz a personas con las que tienes una relación virtual a través de los blogs. Si queréis saber más del tema aquí os dejo un enlace del blog de la Quedada, hay explicaciones y fotos. Pinchar aquí.
Son unas horas nada más, compartimos una comida e intentamos charlar con el máximo posible de amigos microrrelatistas. La verdad, es que ese tiempo es corto, muy corto, apenas da para saludar y este año se me quedaron muchos con los que me hubiera gustado mantener una larga conversación. Pero lo que no voy a negar es que se vuelve a casa con muy buenas vibraciones por haber tenido la suerte de compartir esas horas con tantas personas increíbles y geniales.
Dentro de esta reunión se ha establecido la tradición de acudir con un micro “tuneado” que al finalizar la comida entra en un sorteo. Para que  entendáis lo que es  os dejo aquí  el que tuve la suerte de ganar. Es  de Nicolás Jarque del Blog “Elrincón de Nicolás Jarque”, un maravilloso  amigo y con el que además comparto el hecho de vivir en la misma comunidad.






La inmortalidad

Si has abierto el frasco donde me escondía ya has dado el primer paso hacia la inmortalidad que pretendes. Ahora, mira a tu alrededor, cerciórate que nadie puede verte y toma asiento. Estás a punto de descubrir el secreto que cambiará tu vida. Pero antes de entrar en materia es preciso que cierres los ojos, abras tu mente y confíes en mis palabras. Es la única manera para alcanzar tu propósito. ¿Ya? Muy bien. Una última cuestión. No dispongo de fórmula, ni de componentes químicos, ni acarreo efectos secundarios, y por supuesto, soy reversible. Ahora sí, vamos a descubrir el elixir que cambiará tu destino para siempre. Es muy sencillo, ya verás.
Érase una vez…
¿Cómo? ¿Qué broma es esta?, te preguntarás. Pero no, si logras escribir un microrrelato que impacte a los lectores y decides publicarlo en tu blog —si no dispones de uno, ya estás tardando— o en cualquiera de tus redes sociales con tu nombre verdadero, ya habrás conseguido la eternidad, al menos en Internet y aunque algo exigua, te garantizará que tu nombre quedará registrado hasta la eternidad.

Nicolás Jarque Alegre

El Ricón de Nicolás Jarque  http://escribenicolasjarque.blogspot.com.es/

13 comentarios:

Rosa dijo...

Una buena receta y una chulada.

Besos desde el aire

Mei Morán dijo...

La fórmula es infalible. Nicolás ha dado en el clavo.
Elysa, fue un placer conocerte. Me gustó reírme contigo y compartir el día de forma tan dicharachera.
Te deseo lo mejor y nos seguimos leyendo.
Muchos besos

Nicolás Jarque dijo...

Ely, aquí en tu casa luce de mejor forma que cuando lo ideé. Los que disponemos de un blog, sin pretenderlo y quizás sin saberlo, hemos encontrado la eternidad efímera hasta que explote esto de Internet. Pero cuando eso suceda ya nadie nos podrá quitar a todos esos amigos que serán inmortales en nuestra memoria, como tú.

Me alegro que recayese mi micro tuneado en tu persona.

Bessets.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Buena suerte, la tuya, en el sorteo, Ely.

¿Heca faltal que te diga cuánto nos ha supuesto verte?

Un beso a ti y a tu amor.

Yashira dijo...

¡Qué suerte! Qué estupendo micro te tocó Ely, bueno, la verdad que también considero una suerte que pudieseis disfrutar de esas horitas para charlar y doy por hecho que saben a poco, pero los que no estábamos, esos, sí que no hemos disfrutado de nada, menos mal que vosotros nos compartis vuestra experiencia y nos ayudáis a soñar.
Muy buena receta la de Nicolás.

Besos a ambos.

Diana de Méridor dijo...

Pues es verdad, madame. Y usted se ha ganado ya muchas inmortalidades!

Feliz fin de semana.

Bisous

Sara Lew dijo...

Buena receta de inmortalidad efímera, como dice Nicolás.
Genial el micro y el tuneado. Y suerte la tuya, Elysa.
Abrazos.

Ximens dijo...

Enhorabuena, Elysa, tener un relato tuneado de Don Nicolás seguro que se cotizará a buen precio en el mercado del futuro. Y qué razón tiene: "Érase una vez una mujer a la que le hablaban las piedras, sí, he dicho piedras, que vivía cerca del mar..."
Besos desde Vallekas.

karras dijo...

Estoy de acuerdo con Nicolas. Algún día acabará esto pero para entonces ya nuestros sentimientos habrán desarrollado fuertes alas que llegaron a todos. Felicidades por tan bonito relato y besotes para ti.

Susana Camps dijo...

Es un regalo estupendo y un consejo a tener en cuenta. Nicolás sabe lo que se hace. Un fuerte abrazo a cada uno.

Laura dijo...

Hola Ely,

precioso el tuneado de Nicolás. A mí la receta me gusta, aunque la encuentro ¡breve!. Breve, porque la micro-eternidad de Internet es como algo efímero que se escapa todos los días entre los dedos. ;)

A disfrutar Elysa, y ¡qué bonito fue verte!.

CDG dijo...

Buen relato.
Buen regalo.
Lo pasásteis bien, ¿eh?
Un beso.

Sue dijo...

Genial esa megaquedada. Érais un montón!

Esto de los blogs tiene cosas muy buenas, sin duda.

Un beso y felicidades por seguir manteniendo estas amistades y el amor a la literatura.