Seguidores

martes, 26 de junio de 2012

Musas o musos

Vendaval 2012


En el reparto me tocó un varón, jamás hubiera imaginado que existieran musas masculinas. El mío tenía el aspecto de robusto angelote con cara de bebé y un hermoso mostacho, iba vestido con una especie de pañal pero era insuficiente para contener su inmensa barriga.  Sus alas eran tan  diminutas que a duras penas conseguían mantenerlo en el aire. La mayoría de los días se desplazaba hasta apoyarse en mi hombro derecho desde donde convenientemente sentado me susurraba las palabras que debía escribir.
La verdad  es que no nos iba nada mal, excepto por mi dolor de espalda. Apenas medía veinticinco centímetros pero parecía pesar ciento veinte kilos. Le recomendé que adelgazara, no le gustó, me miró muy severamente, frunció los labios bajo su espeso bigote y desapareció.
Desde entonces he sido incapaz de escribir, solo vegeto frente al ordenador mirando durante horas la pantalla en blanco. 


Esta es mi contribución al Vendaval 2012. Si queréis leer los micros presentados a este evento pinchad aquí.

36 comentarios:

Yashira dijo...

Jaja, Elysa, me encantó cuando lo leí, no sabía yo que también había musos y menos que fueran tan susceptibles.

Muy original y graciosa tu contribución a los soplos. Besos.

Laura Uve dijo...

:))

Ya sabes que adoro tus microrelatos. Pero ese muso bien la ha fastidiado, es que los hay susceptibles...

Besitos!!

mariajesusparadela dijo...

El era gordo, pero tu fuiste poco delicada...y ahora te toca sufrir.

Pablo Vázquez Pérez dijo...

Hola Ely.
No parece que se haya quedado tan blanca tu pantalla de ordenador leyendo esta joyita.
Muy cachondo, por cierto. Ese muso tiene que volver en algún Retorno del muso o Muso 2. ¡QUE REAPAREZCA, QUE REAPAREZCA!

Karras dijo...

Prueba a colocarte unas barritas de chocolate en el hombro jajaj seguro que se le hacen irresistibles. Un besote Ely

Laura dijo...

Ay Elysa! qué malo es decir las verdades!, eso de decirle que estaba gordito no le gustó nada, de nada.

¡Buen soplo para el vendaval!.

Muy bueno, quiero uno de esos para mi imaginación ¿dónde se marchó? ;)

Un beso

Petra Acero dijo...

Como te decía el domingo, Ely, parece mentira que un muso con mostacho y todo sea tan presumido y sentido.

Un soplo muy creativo. Besosss

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, qué más da si es muso o musa, lo importante es que consiga inspirarte tan bien como lo hace para que nos regales estos relatos tan simpáticos.

Un gran soplo.

Bessets.

Carmen dijo...

Jajaja. Ay estos musos que te abandonan a la menor sugerencia...
Besos,

Solina dijo...

Valla el muso arrogante... miren que abandonarte solamente,tal vez
esperaba que le dieras un beso y como no fué asi se largó.

Me encanto tu relato.
Un abrazo grande desde en distancia.

Katy dijo...

Que bueno. Creo que ese angelote me ha visitado a mi también y mas que inspirar me ha distraído.
Muy divertido Ely, me has arrancado una sonrisa de oreja a oreja.
Bss y suerte

Dorothy dijo...

Si es que los musos son de un susceptible... Yo no sé qué le he hecho al mío pero también ha desaparecido.

Un besote

Ximens dijo...

Jeje, Elysa, que bien describes a al muso, se ve, se palpa. Y la espalda duele, cómo eres. Jeje, y le ofende la recomendación de adelgazar. Es lo bueno que tienes, Elysa, que tus relatos tan pronto nos parte el corazón como la quijada. Venga, me has divertido. Un abrazo. (Por cierto, ese muso que te inspira prepara paellas?)

Juan Luis López dijo...

:) gran sonrisa...si es que hay que dejar que uno sea como quiera!!!

Un besazo!!

Susana Camps dijo...

¡Jajajaja, qué bueno! ¡Me ha encantado, Elysa! El dolor de espalda del canijo ése de 25 cm de plomo es genial. Las horas muertas ante el ordenador, una gozada.
Abrazos sin muso

Patricia Nasello dijo...

A este lo cargué yo: recuerdo su título, tan particular. Ah, la importancia de un buen título!
Ahora lo estoy disfrutando, como ya he dicho en otras bitácoras de amigos en común, ese día no tuve tiempo de leer: me mataba la ansiedad!!!!!
Gracias por el fino humor de tu micro, Ely. Gracias por esta sonrisa.
Besos

Xesc dijo...

Elysa, es el precio que hay que pagar por tener un muso. No creas que con musa mejoraría la cosa. Podría ser igual o peor.
Eso sí, en el manual de instrucciones y uso viene bien claro. No importunar al muso-a.

Genial ese vegetar frente al ordenador.

Abrazos

Raúl Alvarez Quiñones dijo...

Creo qué ese muso ahora me ha tocado a mí, y encima se a dado a la bebida jeje
Muy bueno, Ely, un besazo

L.P dijo...

Ely, me ha encantado la descripción de tu muso, dan ganas de adoptarlo, se ve tan güena gente...
¿no se transformaría?

Un beso enorme para ti y otro para tu muso, el micro está rebueno!!

Miguelángel Flores dijo...

Ves? si es que a las musas hay que quererlas tal y cómo son, Elysa. Jaja, muy divertido tu soplo.
Un abrazo.

mientrasleo dijo...

Un relato divertidísimo.
Así son las musas, no? O te aplastan con su peso o les da por desaparecer... y encima ahora que no te duele la espalda tal vez tengas dolor de cabeza.
Besos

Fran Rubio dijo...

Buena idea, Ely. Creo que voy a montar un negocio de alquiler de musas. El uniforme está claro: mostacho y pañal...
Un abrazo

CDG dijo...

Vaya muso...exijo una fotografía del susodicho ahora mismo. Y un juicio para él...que queremos que sigas deleitándonos.
Un beso.

Diana de Méridor dijo...

Ayyy, madame, jijij, suponía que su muso sería así de gracioso. Pero mire, con el sentido del humor que debe de tener, seguro que se le pasa pronto el cabreo. A lo mejor es que le está haciendo caso y no quiere aparecer hasta haber logrado bajar esos kilitos.

Feliz día

Bisous

TORO SALVAJE dijo...

Voy a para allí.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Yo soy igual de susceptible.
No estoy gordo pero entiendo su enfado.
Muy bueno.

Besos.

Mei Morán dijo...

El muso no acababa de dar la talla. Así lo veo yo.
Un beso

MJ dijo...

¡Jajaja! Me has hecho reír con este micro tan divertido y tan bien escrito.
Las musas o musos siguen contigo.

Un besote, Elysa.

Citizen_0 dijo...

Lo importante no es el aspecto ¿verdad?. No solemos pensar que nada suele ser completamente gratis. Todo tiene un precio. Me provocó ternura tu señor muso, menos mal que no te hace falta tener uno o una.

Un saludo.

Towanda dijo...

A las musas o musos hay que darles mucha vaselina, jajajaja.
Qué chulada de micro.
Un beso muy fuerte.

RAMÓN dijo...

Jajajaja.Si es que a veces algunas recomendaciones duelen y escuecen aunque vayan envueltas en caricias....Que bueno tu MUSO, por un momento veía un remedo de Del Bosque!!!!

Lola Sanabria dijo...

Tal vez vuelva si lo invitas a una tarta de chocolate.

Buena contribución.

Abrazos de paso.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, no sabía que tenías un muso tan pesado... Mejor que se haya ido. ¡Te las arreglas de maravilla sin él! Besitos, ely.

Sue dijo...

Siempre me digo "venga, voy a participar en este concurso" pero al final me vence la pereza (o el cansancio, o la falta de fe en mi misma) y no lo hago.

Me gusta tu micro.

Un beso.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡Anda no te aflijas si era un pesao!! ji, ji... Bss

elisainara dijo...

jajajaja presiento que ese muso me suena mucho juraría que mi padre es igualito. un buen micro.